Alfredo Casero, quien se ha convertido en una figura recurrente en los medios debido a su injerencia e influencia en el debate político nacional, volvió a dejar varias definiciones. El gobierno de Mauricio Macri, Cristina Kirchner y las próximas elecciones presidenciales fueron algunos de los temas que abordó.

Además, Casero no pudo evitar referirse al contrapunto que protagonizó la semana pasada junto a Enrique Pinti, cuando el creador de Salsa criolla dijo que, debido a la crisis económica actual, “tiene el agua al cuello”.

Tras la declaración, publicó un tuit en el que acusó a Pinti de ser un “un verdadero cagueta“, citando un articulo de 2013, en el cual su colega reveló que había dejado de hacer monólogos políticos durante la era kirchnerista por miedo a ser denostado por el entonces gobierno y su programa de televisión insignia, 6,7,8“Yo a los de 678 me los fumo y fumare en pipa”, chicaneó Casero en otro tuit.

Estas declaraciones fueron interpretadas como una respuesta a la critica de Pinti hacia el gobierno y, de hecho, el mismo humorista aseguró en una entrevista posterior que Casero “está mal de la cabeza“.

Anoche el actor aprovechó su oportunidad para aclarar los tantos. Y aseguró que su intención había sido la de ilustrar que ahora Pinti puede hacer una critica de ese estilo porque 6,7,8 no está más al aire.

De hecho, el humorista explicó que no solo comprende la situación de su colega, sino que comparte su diagnostico: “Antes venían 400 personas a mis shows. Ahora si meto 100 tengo que decir que fue una buena noche”, dijo Casero, quién luego elogio a Pinti y lo describió como un “ícono nacional” a quien “quiere mucho”.

Sin embargo, negó que el Gobierno sea el responsable exclusivo de la malaria económica que llevó a Pinti a transmitir su queja. “Siempre vivimos en crisis y somos parte de crisis eterna que vamos a vivir durante los próximos 300 años hasta que este país, que es muy joven, acomode sus instituciones”, expuso en una entrevista que brindó a TN.

No obstante, en otro pasaje de la entrevista, ensayó una critica contra el gobierno: dijo que muchas veces se enoja  “porque son pechos fríos” debido a lo que el percibe como una reticencia a avanzar con plena convicción contra la corrupción que impera en el país, así como trabajar para sancionar leyes clave. “La mayoría de las leyes que estamos esperando son cortadas, cercenadas por diputados y senadores”, se quejó.

Y agregó: “Tienen todo en contra, pero no tienen que decir ‘si, ya se va a saber lo que pasa, dejalo así’. Tienen que dejar todo en la cancha y explicar claramente las cosas que pasan a las personas comunes, y que no tenga que venir yo, que soy un cómico.alguien tiene que explicar las cosas claramente”.

Sobre la ex presidente Cristina Kirchner, Casero opinó: “No puedo creer estemos pensando que una persona que esta acusada, y contra quién hay tantas pruebas, puede ser que sea candidata a presidente,  y que haya gente que en la calle me putee en la calle de manera atroz por criticarla”.

Siguiendo con esta línea crítica, Casero aseguró que el kirchnerismo busca censurarlo “tocándole el bombo”. A modo de ejemplo se refirió a la reacción que suscitó su teoría de que el hombre que el pasado noviembre tiró una bomba casera a la casa del juez federal Claudio Bonadio “viene de los lugares mas recónditos de kirchnerismo y de las organismos de derechos humanos”. 

“Dijiste algo de los derechos humanos así que te voy a tocar el bombo en el lugar donde trabajas. Bienvenido el bombo. Cada vez que lo tocan muestran que no tengo miedo a eso. Porque tengo una posición tomada, que no es con el Gobierno, pero a veces coincide con el Gobierno y a veces no”, argumentó.

Pero en contraste con las mencionadas críticas, el humorista aseguró que “hasta que no haya unidad, no vamos a poder hacer nada”. Y cerró: “Yo me merezco un país mejor y no me voy a quedar de brazos cruzados. Yo voté por la República y la República es lo único que necesitamos”.



Source link