Obra en la Secundaria N°3 de Carlos Tejedor
Obra en la Secundaria N°3 de Carlos Tejedor

Entre enero, febrero y los primeros días de marzo, 2.600 escuelas bonaerenses con problemas de infraestructura tendrán obras de mantenimiento y refacción. De ese modo, buscarán ponerlas en condiciones para el comienzo del ciclo lectivo.

Según supo Infobae, el gobierno de María Eugenia Vidal destinó de antemano 1.500 millones de pesos para la puesta a punto de los establecimientos. El monto fue distribuido entre los 135 Consejos Escolares, que son los responsables del mantenimiento de los edificios. La propia administración bonaerense califica como “inédito” el plan de obras porque, por primera vez, se hacen las refacciones durante las vacaciones, sin los chicos en las aulas.

“Suena absurdo, pero hasta este año todas las obras se hacían a partir de marzo, cuando ya los alumnos están cursando. Se debía a los tiempos de aprobación y ejecución del presupuesto. Esta vez logramos adelantar parte del fondo educativo a los Consejos Escolares para tener los establecimientos en condiciones una vez que arranque el ciclo lectivo. Les giramos el dinero en diciembre para que avanzaran en las contrataciones”, aseguró Gabriel Sánchez Zinny, Director General de Cultura y Educación bonaerense.

Trabajos en la Escuela Técnica 1 de Luján
Trabajos en la Escuela Técnica 1 de Luján

Desde 2017 ese fondo educativo se establece, principalmente, por el tamaño de la matrícula que tiene cada distrito. También se contemplan otras variables como cantidad de escuelas, vulnerabilidad y resultados de aprendizaje.

El 58% de las obras durante el receso estarán concentradas en el Conurbano porque allí, explican, cursan dos tercios de los alumnos de la provincia. Se harán más trabajos de mantenimiento que de ampliación: arreglo de los techos, reinstalación de los servicios de gas y electricidad, una nueva mano de pintura, por caso. Las ampliaciones estarán destinadas, sobre todo, a las salas de 4 años ya que todavía no cubre todas las vacantes pese a ser obligatoria.

De acuerdo a los relevamientos oficiales, son 12 mil edificios que componen el sistema educativo público bonaerense. En el reporte, al lado de cada establecimiento se consigna también el grado de necesidad de refacción: urgente, medio, bajo. En este caso, priorizaron las de mayor urgencia.

La Secundaria 28 de La Plata, con refacciones
La Secundaria 28 de La Plata, con refacciones

Fue en agosto del año pasado que el tema infraestructura escolar se instaló en la agenda pública. La explosión en la Escuela Primaria N°49 de Moreno, que se cobró las vidas de su vicedirectora y un auxiliar, encendió las alarmas. Después de la tragedia, todas las escuelas de Moreno cerraron sus puertas y se optó por un plan de continuidad pedagógica en las casas. Con el correr de los meses, volvieron a abrir paulatinamente, aunque algunas nunca lo hicieron.

Incluso se le dio media sanción en Diputados a una ley que establecía la emergencia edilicia, pero que nunca se votó en el Senado. “Fue consecuencia de 20 años de cero mantenimiento. Ahora estamos trabajando en todas las escuelas del distrito y confiamos en llegar al 6 de marzo cuando empiezan las clases nuevamente. Es clave que el aprendizaje esté acompañado de buena infraestructura”, planteó Sánchez Zinny.

Además de la intervención a las 2.600 escuelas, el grueso del fondo educativo -de un total de 10.500 millones de pesos- se transfiere a los municipios que son los encargados de las obras más grandes. En el Presupuesto 2019, se consigna que los intendentes del Conurbano deberán destinar el 50% de lo que reciben del fondo a obras y los del interior de la provincia el 40%.

Seguí leyendo:

600 escuelas bonaerenses aplican el nuevo modelo de secundaria y aseguran que ya hay mejores resultados



Source link