Los dolores de rodilla tuvieron a maltraer a Maradona (Héctor Parra)
Los dolores de rodilla tuvieron a maltraer a Maradona (Héctor Parra)

En los últimos días se viralizaron imágenes de Diego Maradona en las que se lo veía muy aquejado y con serias dificultades para caminar. Los videos recorrieron el mundo y despertaron la preocupación en los fanáticos del astro del fútbol. La intriga que se originó en torno a la figura del Diez se disipó con el correr de las horas cuando se supo el malestar que complica su andar: artrosis de rodilla, una afección muy común entre ex futbolistas.

También conocida como osteoartrosis, “la artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones donde la superficie del cartílago se desgasta, provocando el roce de los huesos entre sí y generando fricción, dolor continuo, hinchazón y pérdida de movimiento”, explica Gonzalo Yamauchi, especialista en medicina musculoesquelética.

En general esta patología reumática suele presentarse entre los adultos mayores. También puede llegar a aparecer de manera precoz cercana a los 50 años, aunque la incidencia antes de esa edad es baja. Distinta es la situación para los ex deportistas. La proporción de afectados con respecto al resto de la población es muy superior, mientras que los dolores surgen mucho antes, en algunos casos a poco tiempo de finalizar la carrera profesional.

Por la alta incidencia en ex jugadores, esta forma de artrosis se llama en el lenguaje médico artrosis secundaria. “Es consecuencia de una vida de alto impacto para la articulación de la rodilla, y favorecida por la ocurrencia de lesiones de cartílago articular, meniscos o ligamentos”, comenta Federico Torrengo (MP 111.371), experto en traumatología del deporte y director médico del club Vélez Sarsfield.

“Las secuelas que deja el deporte de alta competencia en sus cuerpos serán huellas para toda la vida restante. Empiezan muy rápido, a los 35 años en promedio, y se extienden en general hasta los 80 años o más”, agrega el secretario de la Asociación Argentina de Traumatología del Deporte (AATD).

Distintas estadísticas y estudios científicos demuestran que el desarrollo de la artrosis de rodilla en ex futbolistas es una problemática alarmante que afecta a uno de cada tres jugadores retirados.

Una investigación realizada en Brasil comparó el estado de las rodillas de ex futbolistas profesionales con ex deportistas amateurs con una edad promedio de 43 años: los resultados mostraron una prevalencia mayor (66% a 40%) entre los primeros.

Por otro lado, un estudio alemán sobre fútbol femenino reveló que de 152 jugadoras retiradas, con una edad promedio de 41 años, 57% tenían dolor de rodilla, 33% en la vida diaria y 25% ya tenían artrosis de rodilla.

Por su parte, el Sindicato Mundial de Fútbolistas (FIFPro) publicó este año un informe al respecto: el relevamiento incluyó a 1.360 futbolistas. Del análisis se desprende que el 13% de los 964 en actividad padecían la enfermedad, un número que entre los 396 retirados que fueron evaluados creció hasta el 28%.

Resultados del estudio a cargo del FIFPro
Resultados del estudio a cargo del FIFPro

“En Argentina también hay datos: un relevamiento que hizo la AATD sobre 142 ex jugadores profesionales que siguen hoy en actividad en la Liga Senior de Fútbol, muestra que 72 de ellos tuvieron alguna cirugía de rodilla durante su carrera (46 fueron cirugías de ligamento cruzado anterior) y que el 51% de ellos ya tuvieron alguna cirugía de rodilla por su artrosis luego de retirados. La edad promedio es de 43 años y aún siguen jugando con sus colegas semanalmente a pesar de los dolores”, menciona Torrengo.

Los tipos de tratamientos

La artrosis es un trastorno crónico y no tiene cura. Sobre la base de ello, la intervención médica apunta a retrasar el progreso de la enfermedad y a calmar los síntomas. El tratamiento más utilizado para este tipo de dolencia es el farmacológico, mientras que para casos de artrosis avanzada la opción terapéutica popular es la cirugía de rodilla, a partir de la que se realiza el reemplazo total por una prótesis mecánica.

Yamauchi señala que además hay una técnica de medicina regenerativa mediante el uso del plasma rico en plaquetas.

“Se extrae sangre al paciente, se toman las plaquetas y se inyectan dentro de la articulación. Esta es una técnica segura, ya que proviene de la misma sangre, con lo cual los problemas de alergia se disminuyen considerablemente”, explica el proceso el presidente de la Asociación Latinoamericana de Medicina Músculo-Esquelética.

SEGUÍ LEYENDO:

Los dolores del running: las 4 lesiones más comunes del corredor

Cuáles son los ejercicios para fortalecer la rodilla y prevenir una lesión ligamentaria

9 claves para prevenir potenciales daños y correr de forma segura



Source link