Un cazatalentos la descubrió en un centro comercial de Guadalajara, en el estado de Jalisco (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)
Un cazatalentos la descubrió en un centro comercial de Guadalajara, en el estado de Jalisco (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)

Mariana Zaragoza tenía 14 años cuando su vida dio un giro de 360°. El cazatalentos Diego Rentería la descubrió en un centro comercial de su natal Guadalajara, mientras paseaba junto a su madre.

Entonces, él le predijo una carrera prometedora. Pero lo que no imaginó esa tarde era hasta dónde llegaría aquella adolescente tapatía de grandes ojos celeste.

Ese mismo año, en 2014, Mariana Zaragoza desfiló por primera vez para una firma nacional de reconocido prestigio, Benito Santos. En 2015, la marca mexicana Ziutika la quiso en su pasarela. Eran los primeros pasos de un recorrido que traspasaría las fronteras del país azteca.

Mariana Zaragoza en su primera portada para Vogue (Foto: Vogue México)
Mariana Zaragoza en su primera portada para Vogue (Foto: Vogue México)

En enero de 2017, Mariana Zaragoza posó para su primera portada de Vogue. La revista de modas dedicó aquel número a “la nueva guardia de las modelos mexicanas” y lo tituló “Ellas son el inicio”. No podía estar más en lo cierto: el 2017 sería el año de Zaragoza.

Ese año, aterrizó en Nueva York para vivir su debut en un desfile internacional, de la mano de Proenza Schouler, la célebre casa de modas americana que viste a las reinas de la noche neoyorquina y a las actrices promesa de Hollywood.

Izquierda: Mariana Zaragoza en desfile con By Bloss. Centro: La modelo para Gucci. Derecha: Mariana Zaragoza para Dior (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)
Izquierda: Mariana Zaragoza en desfile con By Bloss. Centro: La modelo para Gucci. Derecha: Mariana Zaragoza para Dior (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)

“No hice un casting como tal con Proenza, pues ya me había tocado conocer a los diseñadores en una ocasión e hice looks para ellos en su estudio, cuando apenas empezaban a armar la colección. Fue también una experiencia padrísima. Así que esta vez, ellos me bookearon directamente, sin casting” relató la modelo en una entrevista con Vogue México.

Solo meses después, el mayor referente de la moda del siglo XX se cruzó con la joven tapatía. Tras sus oscuras gafas de sol, Karl Otto Lagerfeld se detuvo, encandilado por la belleza de Mariana Zaragoza. Pidió que aquella chica rubia de 1.78 metros de altura desfilara con uno de sus diseños. Y así, fue como llegó Mariana Zaragoza llegó a Chanel.

Mariana Zaragoza en un desfile de colección de la casa de modas Marc Jacobs (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)
Mariana Zaragoza en un desfile de colección de la casa de modas Marc Jacobs (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)

Los meses pasaban y sumaba un destino tras otro. De Nueva York a París, de París a Milán, de Milán a Japón, de Japón a Reino Unido, y Mariana envolvía las campañas de grandes diseñadores con su belleza mexicana.

No tardó en cumplir su sueño. Nunca buscó ser modelo, ni quiso dedicarse profesionalmente a ello. Pero desde que la industria de la moda la encontró, comenzó a soñar con formar parte de un desfile de Prada, según confesó a Vogue México.  Y lo cierto es que lo logró.

Prada era una de las firmas en la wishlist de la mexicana, pero su deseo de desfilar para la marca italiana no tardó en cumplirse (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)
Prada era una de las firmas en la wishlist de la mexicana, pero su deseo de desfilar para la marca italiana no tardó en cumplirse (Foto: Instagram @Mariana_Zaragoza)

Mariana Zaragoza cerró en 2017 el desfile de la histórica casa de modas italiana, fundada por Fratelli Prada en 1913. Trabajar para esta firma de lujo en el mundo es un logro invaluable para cualquier modelo, pero ser el cierre, el broche, ser la modelo que acompaña al creativo o lo precede en la pasarela, es haberlo conseguido casi todo.

A Prada y a Chanel se suma Gucci, Marc Jacobs, Anna Sui, Carolina Herrera o Dolce & Gabanna. A sus 18 años, hoy sus éxitos internacionales son numerosos, pero Mariana Zaragoza siempre vuelve a casa.

Mariana Zaragoza en una campaña para Dolce & Gabanna (Foto: Instagram Mariana_Zaragoza/Luca Maria Morelli/Alessandro Maria Morelli para Dolce&Gabanna)
Mariana Zaragoza en una campaña para Dolce & Gabanna (Foto: Instagram Mariana_Zaragoza/Luca Maria Morelli/Alessandro Maria Morelli para Dolce&Gabanna)

Este lunes, la joven tapatía abrió en la capital del país la semana de la moda mexicana, la Mercedes Benz Fashion Week, de la que es imagen. Voló desde Nueva York para presentar los diseños de la colección otoño-invierno de los creativos mexicanos. 

A través de su Instagram, donde cuenta con más de 152.000 seguidores, se muestra espontánea, divertida, cariñosa y familiar, o como ella misma explica “Mariana siendo Mariana”.

Aún le quedan años de Fashion Weeks, de viajar, abrir desfiles o cerrarlos, de posar en campañas publicitarias y de conocer nuevas propuestas y diseñadores. Pero nunca olvida apostar por lo local, por su tierra.

Mariana Zaragoza volvió a México para formar parte del mayor evento de la industria nacional, donde no solo los diseñadores, sino los maquillistas, escenógrafos, músicos, creativos y publicistas demuestran que en tierra azteca hay talento.



Source link