Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema (Foto: Adrián Escandar)
Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema (Foto: Adrián Escandar)

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, fijó su criterio con respecto a uno de los temas que más polémica genera en el ámbito judicial: la prisión preventiva.

En reportajes concedidos a las ediciones impresas de los diarios Clarín y La Nación, el magistrado aseguró: La prisión preventiva debe basarse en un razonable pronóstico acerca de la probabilidad de que el acusado pueda obstaculizar el proceso o fugarse, nunca puede ser la manera encubierta en que el Estado castigue a quien está sujeto a proceso“.

Cuando le preguntaron si este criterio debe ser aplicado también para los imputados por delitos de lesa humanidad, la máxima autoridad de la Justicia argentina no dudó: Sí, la ley no establece distinciones y debe ser aplicada con principios neutrales sin importar la identidad de las partes“.

El martes pasado, Rosenkrantz almorzó con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Fue acompañado por la vicepresidente de la Corte, Elena Highton de Nolasco. La foto generó polémica, principalmente por la decisión de los restantes integrantes del tribunal que decidieron no concurrir al encuentro para cuidar ciertas formas y protocolos de la actividad jurisdiccional.

Pese a las críticas, Rosenkrantz aseguró que si el jefe de Estado lo volviera a invitar a almorzar, adoptaría la misma actitud: “Por supuesto que iría. “Con la doctora Highton sabemos que un almuerzo no compromete ni nuestra imparcialidad ni la independencia del tribunal; fue un almuerzo frugal, demasiado frugal“.

Lorenzetti y Rosenkrantz, viejos conocidos (NA)
Lorenzetti y Rosenkrantz, viejos conocidos (NA)

Desde el recambio de autoridades en la Corte, quedó bajo la lupa la relación entre Rosenkrantz y su predecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti. Hubo un cortocircuito público por la administración del Centro de Información Judicial -la web oficial que publica fallos y novedades judiciales- que expuso sus diferencias.

Esa diferencia fue producto de un momento muy particular en donde las emotividades saltaron incontrolablemente“, argumentó. Y recordó: “Con Lorenzetti nos conocemos hace 15 años, nos juntamos a discutir derecho a la mesa de un bar. Yo le tengo mucho respeto y sé que él también me tiene respeto“.

Rosenkrantz se comprometió además a revisar las reglas de circulación de expedientes para lograr procesos más ágiles. No es un dato menor. Infobae reveló el malestar que existe entre Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti porque se demoran desde hace semanas sentencias en casos sensibles, entre ellos un expediente que esperan miles de jubilados que pidieron reajustes de haberes, la resolución sobre el 2×1 para delitos de lesa humanidad, el cobro de Ganancias a los jueces y la controvertida ley de lemas que se aplica en las elecciones de la provincia de Santa Cruz.



Source link