El cadáver fue encontrado ayer tras cuatro días de búsqueda
El cadáver fue encontrado ayer tras cuatro días de búsqueda

Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín, habló del violento crimen de Sheila Ayala y aseguró que aún faltan los resultados de las pericias para saber cómo ocurrió y que calificación le corresponde al expediente. Sin embargo, después de que los tíos de la menor admitieran ser los autores del asesinato y los elementos que hasta ahora arroja el caso, el funcionario judicial dijo que lo más probable que es se trate de un homicidio dentro del ámbito de la familia de la víctima que no tiene nada que ver con una venganza narco.

Es que después de que se supo que la mamá de Sheila se dedicaba a vender droga, la primera hipótesis que se manejó es que se había tratado de un ajuste de cuentas relacionado a esa actividad. Pero la confesión de los tíos cambió todo. “Aparentemente la madre tendría vinculación con la venta de drogas al menoreo en ese barrio pero en una escala que no haría prever ningún tipo de venganza. Sería un crimen intrafamiliar que parecería que apuntaba a un abuso sexual y no una venganza narco”, expresó el fiscal en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

“Lo fundamental va a surgir de los estudios periciales. Si hubo abuso sexual, si hubo violencia”, agregó Lapargo, quien dijo que “lo más adecuado es que se termine la autopsia para saber en calidad de qué van a indagar a los tíos”. “Hay algunos datos que nos faltan y tenemos pendiente una reunión”, sostuvo el fiscal. “Es altamente probable que sea abuso sexual”, resaltó.

Sheila junto a sus tíos Leonela y Fabián en el cumpleaños de su prima bebé, en mayo pasado
Sheila junto a sus tíos Leonela y Fabián en el cumpleaños de su prima bebé, en mayo pasado

Si bien dijo que la confesión de los presuntos autores frente a la policía “no tiene validez para la fiscalía”, aclaró que “no van a faltar pruebas” para comprobar que efectivamente haya sido así. Entre varios datos que arrojó, el fiscal reveló que sólo en el ámbito de San Martín, hay cinco casos de chicos abusados que son denunciados por día. “En más de un 90% son intrafamiliares y terminan varios como en este caso“, remarcó.

Respecto a la posible pena que se le puede imponer a un acusado de abuso sexual seguido de muerte, Lapargo no dudó en decir que podría ser prisión perpetua y que cometer un asesinato bajo los efectos de las drogas y el alcohol (tal como confesaron los tíos de Sheila) podría ser un leve atenuante pero “nunca excusaría” al culpable.

Seguí leyendo

Los tíos de Sheila Ayala confesaron el crimen

Según los primeros informes policiales, Sheila Ayala fue ahorcada con una sábana

Violencia de género, drogas y alcohol: la historia de los tíos que confesaron el crimen de Sheila Ayala



Source link