Federico Pinedo habla con Miguel Ángel Pichetto y Pedro Guastavino
Federico Pinedo habla con Miguel Ángel Pichetto y Pedro Guastavino

Con el Presupuesto 2019 ya encaminado –se votará pasada la medianoche y Cambiemos contaba esta tarde con una base de 40 votos-, en el Senado se intensificaron este miércoles las negociaciones en torno al temario de lo que podría ser la última sesión del año, prevista eventualmente para la próxima semana, aunque no se descarta que la de hoy sea la que clausure el año legislativo en la Cámara alta.

Ante ese escenario, el Gobierno volverá a agitar la semana próxima el desafuero de Cristina Kirchner pedido por el juez Claudio Bonadio. El bloque del oficialismo en el Senado pedirá el martes 20 una sesión especial para tratar el tema, aunque en Cambiemos reconocen que el llamado será pour la galerie por la resistencia del PJ a discutir la situación judicial de la ex presidente.

Para convocar a dicha sesión, Cambiemos debería hacerlo con dos tercios de la Cámara para obtener el quórum y discutirlo sobre tablas. En el oficialismo dan por descontado que no tienen el número. Aunque la estrategia pasa por instalar que Cristina Kirchner debería estar a disposición de la Justicia y endilgarle al PJ la defensa de la ex mandataria.

Cristina Kirchner fue al recinto a debatir el Presupuesto
Cristina Kirchner fue al recinto a debatir el Presupuesto

Sin embargo, las negociaciones giran en torno a la sesión ordinaria del miércoles 21. Fuentes del bloque oficialista aseguraron a este medio que la idea es centrarse en el financiamiento de los partidos políticos -que tuvo dictamen la semana pasada- y otros proyectos vinculados a la violencia de género.

Pero el temor es que la oposición logre imponer la cuestión del Fondo Federal Sojero (FoFeSo), un pedido de algunos gobernadores enfrentados a la Casa Rosada. Como la norma ya tiene dictamen (aunque favorable a Cambiemos), en caso de que la oposición pidiera una sesión especial no se necesitarían los dos tercios para habilitar el debate, sino la mitad más uno.

Esto podría ser un riesgo para el Gobierno, porque debería bajar al recinto a discutir y siempre está la posibilidad de perder. Aunque aquí también contarían con un guiño del bloque de Pichetto, que no acompañaría. 

Lo que busca la oposición es derogar el decreto de Macri que eliminó el FoFeSo, creado por Cristina Kirchner en 2009, por el cual se transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. Con esta medida, según el Gobierno, el ahorro fiscal para la Nación es de $8.500 millones en 2018 y $26.500 millones en 2019.

José Mayans, uno de los senadores más críticos por el Fondo Sojero
José Mayans, uno de los senadores más críticos por el Fondo Sojero

Muchos gobernadores advirtieron que se desfinancian las provincias y sus senadores no apoyarán el Presupuesto debido a la reticencia de la Casa Rosada de discutir la decisión. Los argumentos del Gobierno son que se restituyó el 15% de la coparticipación que retenía la Anses desde el pacto fiscal de 1991 y que en septiembre se firmó otro decreto por el cual se dispuso que la Nación giraba $4.125 millones de pesos a todas las provincias que firmaron el Consenso Fiscal en noviembre de 2017 en cuatro cuotas iguales, mensuales y consecutivas antes del 31 de diciembre. Con esto, más todo lo que dispone el Presupuesto, sostienen que todas las jurisdicciones están resguardadas y no tendrán problemas fiscales.

Otro tema que quedaría pendiente es el proyecto que presentó Pichetto para eximir de ganancias a quienes cobren el bono de cinco mil pesos de fin de año. Esta iniciativa no tiene dictamen y debería tratarse de forma urgente para que logre prosperar.

Esteban Bullrich
Esteban Bullrich

Lo que busca evitar esta norma es, por ejemplo, que un trabajador que gana $26.000 pague el impuesto. Sucede que hoy un soltero sin hijos cuyo sueldo alcanza los $30.000 está alcanzado por Ganancias. Entonces, uno que gana $26.000, sumado al bono de $5.000, pasaría a pagar. 

Más allá del temario, la sesión de la próxima semana sería la última. Es que la agenda a fin de noviembre estará copada por la cumbre del G20. Los senadores del oficialismo y la oposición ya avisaron de antemano que no estarán esa semana, en buena medida, por el cierre de los aeropuertos, en vísperas de la llegada de los principales mandatarios.

Malestar con Dujovne

“Nunca se hizo un ajuste de esta magnitud sin que caiga un gobierno”, sorprendió esta mañana el ministro Nicolás Dujovne, horas antes de que el Senado empezara a discutir el presupuesto.

Las declaraciones del funcionario cayeron pésimo en la Cámara alta. Pero no solo en la oposición: también en el bloque de Cambiemos, justo el día de la discusión de una ley que el Gobierno tuvo que negociar en duros términos durante más de dos meses.

El ministro Nciolas Dujovne en el Senado (Gabriel Cano/ Comunicación Senado)
El ministro Nciolas Dujovne en el Senado (Gabriel Cano/ Comunicación Senado)

“¡No le podemos regalar esto a la oposición, no aprendemos más!”, se lamentaba un senador oficialista mientras se tomaba la cabeza y miraba en el televisor de su despacho como su colega José Mayans, del PJ, se regodeaba con la frase del ministro.

Incluso en el entorno de Pichetto, de buen diálogo con la Casa Rosada, había desconcierto por la declaración de Dujovne. El senador le habría hecho saber del malestar al ministro Rogelio Frigerio.

Con colaboración de Federico Mayol

FOTOS: Patricio Murphy



Source link