El Central no logró pelear la suba del dólar con la potencia buscada (AFP)
El Central no logró pelear la suba del dólar con la potencia buscada (AFP)

Todo indica que el viernes se complicó la política monetaria del
Banco Central. Guido Sandleris, el titular de la entidad, tuvo que acudir a la
venta de posiciones de futuro cuando el dólar mayorista llegó a $38,40 y subía más de 1%. Pero por primera vez vio la rebeldía del mercado. Hasta hace poco, la entidad intervenía en la media hora final y el dólar respondía
inmediatamente con bajas y cerraba la rueda con una suba no mayor a 20
centavos, que era la tolerada por el Banco Central.

Pero esta vez no fue así, el dólar bajó a $37,92 cuando comenzó la venta de
dólar futuro y terminó la rueda 37 centavos por encima del día anterior a $38,20. En la semana aumentó 75 centavos (2%), pero a diferencia de los
cierres anteriores este fue el que indicó que los inversores comenzaron a
cubrirse de la crisis del mundo.

En Estados Unidos, Wall Street borró en un día las ganancias de la semana
porque en China cayó el consumo y la tasa de crecimiento. Europa comenzó a tener problemas con la venta de autos. Los grandes fondos de inversión
comenzaron a irse de la bolsa neoyorquina y se pasaron a depósitos a tasa fija.

Por caso, al 7 de febrero colocaron el efectivo, algo que están privilegiando
tener, a tasas de 2,35% anual al 7 de febrero. Esta fue una de las operaciones
favoritas de los grandes fondos norteamericanos.

Así cotizaron hoy los ADRs locales en EEUU. Fuente: Rava Bursátil
Así cotizaron hoy los ADRs locales en EEUU. Fuente: Rava Bursátil

También comenzaron a depurar de sus carteras a los bonos de los países
emergentes. La Argentina fue la principal víctima. Los bonos desde la primera hora poblaron la columna offer en las pantallas. Las bid (compradores) estaban casi desiertas por eso en un momento del día el riego país local se acercó a 780 puntos y marcó el récord de la era Macri. Pero a media hora del cierre hubo un rebote técnico de los bonos y el riesgo país cerró en 762 puntos básicos (+2,01%). Los bonos más largos tienen rendimientos de bonos de alto riesgo. Sus tasas de retorno alcanzan a 15% contra 2,89% que rinde un bono del Tesoro norteamericano o 0,27% un bono alemán a 10 años.

Por eso el dólar también subió en bancos y casas de cambio. Fue una
cobertura para los ahorristas. La divisa aumentó 21 centavos a $ 39,02. El salto más grande se dio en el mercado marginal. El “blue” subió 50 centavos a $38 con una fuerte demanda. Es que por primera vez en mucho tiempo el “blue” iguala lo que pagan los bancos y va rumbo a superar el precio del dólar oficial.

La señal que le dio el mercado es clara: no acepta baja de tasas y hay propensión a comprar dólares

Hasta ahora venía corriendo por detrás. En una semana el dólar al público
aumentó 70 centavos (+1,82%).

Pero algo cambió en la Argentina. La inflación de noviembre fue de 3,2%
cuando todos celebraban que iba a estar por debajo de 3% y la mayoría se
jugaba a 2,8%. Someter a la economía a semejante ajuste para un resultado
tan magro tiene su precio. De hecho, esto adelanta que la inflación de
diciembre puede llegar a 4 por ciento.

Las reservas, en tanto, perdieron USD 40 millones y quedaron en 49.882
millones. En el exterior por la caída de casi todas las monedas se perdieron 72 millones. A los organismos internacionales y a Brasil se le pagaron 68
millones. En la semana, las reservas perdieron USD 618 millones.

El Merval cerró la semana con una leve suba de 1,4% (NA)
El Merval cerró la semana con una leve suba de 1,4% (NA)

La licitación de Leliq tampoco fue un suceso afortunado. La baja de tasas se
interrumpió y tuvo que cortar en 59,75% anual (+0,25 puntos) para colocar
Letras de Liquidez por $ 125.132 millones. Como los vencimientos alcanzaban a 159.574 millones liberó 34.622 que sumados a todos los pesos que no renovó desde el viernes de la semana pasada suman algo menos de $ 200 mil millones. Gran parte de la moneda local busca los dólares y esto se va acelerando porque al mismo tiempo disminuye la renovación de los plazos fijos.

La señal que le dio el mercado es clara: no acepta baja de tasas y hay propensión a comprar dólares. Al Banco Central le queda un margen estrecho para seguir operando en el mercado de futuros. El FMI, le impuso estrictas condiciones en ese sentido. Por ahora, mientras no perfore el techo de la banda que está por encima de $46, la otra herramienta que le queda es la suba de las tasas lo que arriesga al fracaso a la política monetaria si con todo este ajuste no consigue contener la inflación y limitar la suba del dólar.

La Bolsa tuvo un día de leves alzas. El índice Merval subió 0,29% con negocios por $ 573 millones. El único papel que aumentó más de 2% fue Transportadora Gas del norte (2,11%). En la semana el mercado ganó apenas 1,4%.

La señal que le dio el mercado es clara: no acepta baja de tasas y hay propensión a comprar dólares. Al Banco Central le queda un margen estrecho para seguir operando en el mercado de futuros

En los ADR’s, certificados de acciones argentinas que cotizan en dólares en
Wall Street, predominaron las bajas. Central Puerto perdió 4,91% y Tenaris,
3,52%.

El viernes pudo haber sido un punto de partida para una más rápida suba del
dólar. Los tenedores de bonos de la deuda, ante el aumento del riesgo país,
venden los títulos y se quedan con los dólares. La demanda del billete
norteamericano aumenta por cobertura local e internacional. Los fondos del mundo están yendo a Estados Unidos que el viernes próximo seguramente subirá la tasa de referencia a 2,50% anual. Los argentinos no son ajenos a lo que sucede en el mundo.

Seguí leyendo:

Por la incertidumbre electoral, los bonos argentinos ya rinden hasta 15% anual en dólares



Source link