(EFE)
(EFE)

Las fuertes tormentas que azotaron a la Ciudad de Buenos Aires desde la madrugada del sábado obligaron a suspender la primera Superfinal de Copa Libertadores entre Boca y River, que debía disputarse desde las 17 horas en la Bombonera.

Para el domingo, el pronóstico dice que persistirán las tormentas en el ámbito porteño. Hay entre un 80 y 90% de probabilidades de que llueva muy fuerte durante toda la jornada.

SEGUÍ LEYENDO:

INFOBAE – DEPORTES



Source link