Paolo Rocca (Adrián Escandar)
Paolo Rocca (Adrián Escandar)

El 5 de octubre pasado Paolo Rocca, uno de los empresarios más importantes del país, fue indagado en la causa iniciada a partir de las anotaciones que hizo el chofer Oscar Centeno.

El 4 de agosto pasado, tres días después que el diario La Nación diera a conocer la existencia de los cuadernos del ex chofer del ministerio de Planificación, Infobae reveló que la empresa Techint estaba entre las que aportaron coimas al kirchnerismo.

El juez Claudio Bonadio procesó en septiembre pasado a ex funcionarios (entre ellos la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner) y empresarios por el caso de los cuadernos.

Entre los empresarios está el director de Techint en Argentina Luis Betnaza. Fue indagado y se le dictó una falta de mérito a Héctor Zabaleta, ex empleado de la compañía, quien fue el encargado de entregar dinero negro a Roberto Baratta, jefe de Centeno y uno de los principales colaboradores de Julio De Vido en el ministerio de Planificación durante los 12 años del kirchnerismo en el poder.

Infobae accedió a la declaración completa de Rocca cuya situación procesal no ha sido resuelta por el juez Bonadio. Luego de escuchar la acusación en su contra, el empresario inició su declaración con una frase para desvincularse del pago de coimas:

 “Con referencia a esta imputación yo no estuve involucrado en los pagos a los cuales se me ha hecho referencia, ni lo autoricé ni estuve en conocimiento de los mismos hasta que surgieron en la prensa en las últimas semanas”.

Luego de haber deslindado responsabilidades en el pago de coimas que había admitido Betnaza, Rocca hizo una detallada descripción de cómo funciona el grupo empresarial argentino que opera en diferentes países y emplea a miles de personas. También relató que por sus responsabilidades en el Grupo Techint en el exterior viaja buena parte del año y eso lo aleja de las decisiones que se toman en la Argentina.

Rocca explicó con lujo de detalles el modo en que se maneja el Grupo Techint: “Menciono la estructura del grupo y mi rol para indicar que para poder conducir en esta actividad se requiere un elevado nivel de autonomía y delegación a funcionarios que llevan adelante las actividades del grupo”.

Y agregó: “A raíz de mi carga de trabajo y de mi agenda de viaje, el ámbito de autonomía y delegación en todo el grupo ha sido siempre muy amplio. Por esta razón yo no autoricé ni estuve informado de los pagos de los que se me hace referencia sino que me enteré por los diarios por las noticias de las últimas semanas”.

Luego habló de la empresa Sidor que Techint tenía en Venezuela hasta que fue expropiada por el gobierno del presidente Hugo Chávez. Betnaza había admitido haber pagado a ex funcionarios del kirchnerismo para que gestionaran en Venezuela el resarcimiento de casi 2000 millones de dólares que finalmente cobró Techint luego de la expropiación.

Rocca agregó: “El presidente Chávez fue radicalizando su gobierno por aquellos años y se crearon conflictos en el abastecimiento del mineral, abastecimiento de la energía eléctrica y la disponibilidad del puerto de la misma empresa. En este contexto tuvo lugar la reunión en Mar del Plata, en la cual participó el presidente Kirchner, Chávez, Cristina, yo mismo y Luis Betnaza”.

“La reunión ayudó a distender temporáneamente (sic) la tensión pero al cabo de dos años surgieron nuevas conflictos y en particular un conflicto gremial que empezó en noviembre de 2007. Este conflicto se extendió por varios meses y al final fue una de las razones que determinaron la nacionalización de la empresa por parte del gobierno venezolano en el mes de abril de 2008. Los meses sucesivos en los cuales teníamos que hacer la transferencia de la gestión de la sociedad a las autoridades venezolanas fueron muy conflictivos, hubo permanente amenaza a nuestro personal a lo largo de los 6 o 7 meses que duró el pasaje de consigna al Estado”, amplió.

“Yo no estuve involucrado directamente en esta gestión, informé a la presidente Cristina Kirchner en los mismos días de abril de 2008. Me acuerdo que estaba en Rusia y yo llamé a Cristina para explicarle lo que estaba pasando y el clima de violencia que se estaba viviendo en Guayana, una región de Venezuela, donde las agrupaciones gremiales no sólo querían promover la nacionalización sino también expulsar a la fuerza al personal argentino y al personal venezolano que habíamos incorporado”, declaró.

Rocca explicó que habló de esa situación con la ex presidenta Kirchner y también con Lula Da Silva y Dilma Rousseff:  “Me reuní en octubre del año 2008 con Lula Da Silva y Dilma Rouseff, para que intercedan con el presidente Chávez dado que también había personal brasilero en la región. Esta fue mi involucración a lo largo de ese año en el tema SIDOR”.

Rocca- en la indagatoria de la que participaron los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo– negó haber formado parte de lo que fue descripto por algunos empresarios que admitieron pagar coimas como el Club de la Obra Pública: “Techint nunca tuvo nada que ver con lo que pudo haber pasado en lo que se refiere al Club de la construcción. Quiero dejar sentado que a lo largo de 12 años de gobierno kirchnerista, Techint tenía la concesión vial de caminos del oeste, a la cual renunció en octubre de 2003, la entregó en diciembre de 2003 y nunca más volvió a tener concesión vial”.

Y prosiguió: “Logró a lo largo de 12 años contratos con el Estado nacional contratos menores al 1% del total invertido por el Estado en infraestructura. En los temas viales facturó un total de 19 millones de dólares, que representa menos del 0,40% del total de facturación de la sociedad Techint Ingeniería y Construcción. Techint Ingeniería y Construcción en sí representa menos del 8% del facturado por el Holding San Faustín (que maneja la corporación)”.

Le preguntaron si desde el gobierno argentino de entonces le habían pedido dinero luego de la compensación y dijo que “no”. Ante una pregunta acerca de quiénes manejaron la negociación con Venezuela señaló que “del lado de Techint Luis Betnaza dirigió con el asesoramiento de la dirección administrativa y legal de Techint, y por el lado del gobierno argentino me remito a lo que indicó Luis Betnaza, la presencia de Julio De Vido y Olazagasti, según lo relatara Betnaza”. José María Olazagasti fue secretario privado de De Vido y es uno de los detenidos en esta causa judicial.

Betnaza había declarado en indagatoria ante Bonadio que la gestión para solucionar los inconvenientes de Sidor habían sido encaradas por De Vido, Baratta, Olazagasti y Claudio Uberti, quien fue considerado una especie de embajador paralelo en Venezuela. Uberti declaró como arrepentido en el caso de los cuadernos y confesó haber recaudado coimas de los dueños de corredores viales y también de Techint.

En la indagatoria le leyeron a Rocca un fragmento de la declaración de Uberti en la que el ex funcionario kirchnerista dijo: “En el año 2006 hubo en Venezuela una visita de empresarios argentinos, 100 aproximadamente, puesto que IMSA había firmado un contrato en Macahuan. El evento en un cuarto intermedio Rocca se le acercó a Kirchner y hablaba, lo tironeaba, y yo me acerqué a Betnaza que le diga a Rocca que no lo atosigue. En ese momento yo no hablaba directamente con Kirchner. En ese contexto me pidió De Vido que le diga a Betnaza que si quiere que lo traten bien tiene que ponerse (…) luego Kirchner me encomendó que busque a Techint y me presenté a Della Paolera. En esa ocasión me entregó 100 mil dólares y me dijo que eran para Kirchner, eso se repitió entre 5 y 6 veces. En esas oportunidades me lo entregó Betnaza personalmente luego me pedía que bajara otro piso, que me lo iba a entregar otra persona. Esos paquetes con dinero se los entregué directamente a Kirchner”.

(Getty)
(Getty)

Rocca contestó: “Yo tuve conocimiento de la declaración de Uberti y entonces revisé mi agenda del año 2006. Entiendo que en el mes de julio del año 2006 Néstor Kirchner visitó Venezuela pero en aquel momento mi agenda indica que yo no estuve en Venezuela, estuve en Milán. Estuve en Venezuela en el mes de agosto de ese año, estuve visitando la operación, no estaba Néstor Kirchner. Pero en febrero del año 2007, sí estuve en Venezuela y encontré a Néstor Kirchner. En aquella ocasión habíamos concordado con Néstor Kirchner y Chávez, que después del evento de un pozo petrolero los dos presidentes visitaran SIDOR. En esta ocasión de la visita, es posible que yo haya estado discutiendo con Néstor Kirchner”.

Además, detalló que mientras asistían a los discursos presidenciales, Uberti llamó a Betnaza, que estaba sentado al lado suyo: “Yo los vi discutir entre ellos y cuando Betnaza volvió me dijo: ‘me pidieron dinero para confirmar la visita y yo le dije que de ninguna forma’. Esto fue lo que me comunicó Betnaza en aquella ocasión. Al final la visita no se realizó. Es posible que lo relatado por Uberti sea de esa ocasión. Desconozco los pagos que refiere Uberti , yo no autoricé ni estuve informado de esos supuestos pagos después de esta ocasión“.

En la indagatoria le preguntaron a Rocca si la autonomía en el manejo de la empresa podría hacer que Betnaza tomara la decisión de manera “incosulta” de pagar por las gestiones en Venezuela. “La autonomía a la cual yo me refiero obviamente sólo se aplica a operaciones conducidas dentro de la regla de compliance, de ninguna manera aplicaría a pagos indebidos o ilegales”.

También le preguntaron al empresario si sabía de dónde se había sacado el dinero para pagar las coimas. El empresario respondió: “Por lo que pudimos averiguar, los fondos para estos pagos derivan de la sociedades centrales donde se mantienen los dividendos pagados por las sociedades operativas y Héctor Zavaleta tenía la facultad y autonomía para poder disponer de estos fondos en aquella oportunidad. Esto es lo que estamos averiguando. Mi responsabilidad es sobre las sociedades operativas del grupo como ya mencioné. Las sociedades centrales están fuera de mi ámbito de responsabilidad. Los destinatarios finales de esos dividendos no tenían conocimiento sobre el destino de estos fondos. Héctor Zabaleta tenía autonomía para poder aplicar estos fondos a instancia de Luis Betnaza. Desconozco bajo qué rubro contable se extendieron estos pagos, estamos averiguando ello con más precisión , en un contexto donde la dimensión del grupo y la cantidad de sociedades involucradas es muy amplia”.

Para finalizar la indagatoria le preguntaron si la participación de los ex funcionarios argentinos en las negociaciones con Chávez habían sido exitosas. “Yo no creo que haya influido la participación directa -cerró Rocca-. La justicia argentina evaluará la responsabilidad de los funcionarios. No quiero emitir un juicio de valor sobre ello. Pero creo que en el contexto en el que Venezuela estaba ingresando al MERCOSUR, teniendo una relación amigable con el estado argentino, haber realizado una estatización sin compensación, o expropiación sin causa, hubiera sido percibido como algo muy agresivo en la zona comercial que los unía. La razón por la cual llegamos a una compensación fue la voluntad de Chávez de mantenerse en el bloque del MERCOSUR”.



Source link