Daniel Grinbank
Daniel Grinbank

El productor musical Daniel Grinbank, quien fuera el encargado de traer al país artistas de la talla de los Rolling Stones y Prince, entre otros, contó de qué manera la crisis económica afecta a la industria. Y aseguró que muchos proyectos para traer a músicos de afuera, que estaban en tratativas, se suspendieron por la devaluación.

Para poder analizar esta situación, Grinbank hizo un corte en la Argentina de seis meses atrás hasta hoy. “En esta recesión, más fulminante que el dólar, estamos cumpliendo los compromisos asumidos pero no asumiendo nuevas propuestas”, destacó.

La crisis en el consumo, el entretenimiento y la cultura es tremenda. Sabemos que venimos después de que la gente se alimentó, se atendió la salud, fue al colegio, pagó la luz y el gas. Después de eso ve qué le sobra, y cada vez sobra menos. Entonces los espectáculos son parte de un proceso recesivo, que se nota más que en otras áreas”, explicó el empresario en el programa No somos nadie, por FM Metro, mientras se prepara para la llegada de Roger Waters en noviembre.

En ese marco, como productor se ve obligado a seleccionar mejor a qué artistas trae: “Los más convocantes y las clases de más alto nivel adquisitivo son a quienes le pega menos la crisis. Si antes la gente tenía plata para tres espectáculos, hoy va a uno. Y trata de llegar a la figurita inalcanzable o difícil“.

Dada la situación actual, Grinbank entiende que la gente no solo deja de concurrir a los shows porque no tiene plata, sino también por la falta de seguridad económica. “Está la incertidumbre de la mantención laboral: la gente a la que le sobró algo está más propensa a decir ‘no consumo’ porque no sabe si habrá trabajo“, puntualizó.

“He vivido devaluaciones, todo. (Pero) esta es, desde mi punto de vista, la crisis más aguda que viví, como productor y como ciudadano argentino. Hay sensación de incertidumbre y falta de luz principalmente. A veces hay malos momentos pero ves una luz, en este caso y ojalá que nos vaya bien, no veo a dónde va este proyecto”, agregó.

Además, el productor explicó que traer a un artista internacional conlleva muchos gastos, más allá del cantante: “Por ejemplo Roger Water, por más que te diga ‘No cobro nada’, necesita 120 personas de salarios que pagar, 27 camiones de carga, carga aérea, cuestión técnica que viene de afuera. Eso tienen un componente de dólar; los hoteles tienen cotización dólar”.

Grinbank entiende que no solo los shows musicales están en problemas: “Todos los productores de espectáculos hemos perdido plata, el teatro de la calle Corrientes con obras argentinas también. La crisis nos toca a todos. Este año habrá menos obras en la costa porque se vuelve engorroso el costo de traslado, hotelería, etcétera”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO

Obras de 15 minutos y actores que sirven comida en plena función: las estrategias del teatro para enfrentar la crisis

Carlos Rottemberg: “Si el Gobierno fuese una cuestión de teatro, diría que la duda es la obra y no el elenco”



Source link