(Guille Llamos)
(Guille Llamos)

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto que propone la creación de un “Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres“, luego de que el gobierno decidió incluir la iniciativa en el temario de sesiones extraordinarias. Se prevé que el Senado le de su sanción definitiva este miércoles.

El proyecto fue aprobado por 171 votos a favor y uno en contra por parte de Alfredo Olmedo, aunque hubo un elevado nivel de ausentismo: hubo 173 legisladores presentes y 84 ausentes. 

La iniciativa establece la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado. El programa fue bautizado “ley Micaela García”, en homenaje a la joven de 21 años asesinada en Gueleguay en abril de 2017.

Es necesario recordar que uno de los dos hombres que participaron del crimen de Micaela debía haber estado en prisión al momento del asesinato, sin embargo un un juez lo había beneficiado con la libertad condicional, a pesar de que el agresor ya había violado a otras dos chicas. De esta manera, como consecuencia de esa decisión de la justicia, pudo atacar por tercera vez.

La respuesta para intentar que estas situaciones no se repitan es el “Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres”.

El proyecto establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación.

La capacitación de las máximas autoridades de los tres poderes estará a cargo del Instituto Nacional de las Mujeres, que en su página web, deberá brindar acceso público y difundir el grado de cumplimiento de las disposiciones de la ley en cada uno de los organismos.

Sanciones para quienes se nieguen a capacitarse

La diputada nacional por el Frente para la Victoria Analía Rach Quiroga advirtió que “habrá sanciones” para quienes se nieguen a tomar lascapacitaciones en género y violencia.

“La ley será de cumplimiento obligatorio y, por lo tanto, se prevén sanciones para las personas que se nieguen sin justa causa a realizar las capacitaciones previstas”, advirtió Rach Quiroga, autora de la ley.

Detalló que “el incumplimiento de esa intimación será considerado una falta grave que no sólo dará lugar a la sanción disciplinaria pertinente sino que, además, se hará pública la negativa a participar en la capacitación a través de la página del Instituto Nacional de las Mujeres, que será la autoridad de aplicación”.



Source link