El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence, en la Casa Blanca (Reuters)
El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence, en la Casa Blanca (Reuters)

Donald Trump ofreció su primera conferencia de prensa tras las elecciones legislativas, en las que los republicanos mantuvieron el control del Senado y perdieron la Cámara de Representantes. Durante su intervención y sus respuestas a los medios presentes, el mandatario fue cambiando el tono en varia oportunidades.

Si bien pidió unidad y expresó sus deseos de trabajar con los demócratas, también advirtió que si inician investigaciones en su contra desde la Cámara Baja, le otorgará puntos políticos de cara a las elecciones presidenciales de 2020. “Si eso ocurre (y me investigan), vamos a hacer lo mismo (contra los demócratas desde el Senado), y el Gobierno se paralizará”, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“Y eso probablemente será mejor para mí políticamente. Creo que sería extremadamente bueno para mí políticamente, porque creo que soy mejor en ese juego que ellos”, agregó.

De todas formas, menos hostil, Trump dijo tener esperanzas de que los dos partidos puedan “trabajar juntos”. “Ojalá todos podamos trabajar juntos el próximo año para seguir cumpliendo con el pueblo estadounidense”, dijo Trump e indicó que ambos partidos podrían buscar soluciones en temas como la salud, la infraestructura, el comercio y el crecimiento económico.

En la primera parte de su intervención, con un discurso preparado, el republicano felicitó a su partido por el “histórico” triunfo en el Senado. Alabó la posibilidad de ampliar esa mayoría y aseguró que eso facilitará las negociaciones. También, aprovechó la oportunidad para nombrará todos los que no “abrazaron” su causa y perdieron.

A medida que avanzó la conferencia, se elevó el tono y el mandatario fue perdiendo la paciencia: se enojó con el enviado del CNN, Jim Acosta, ya acostumbrado a los cruces con el mandatario ; y luego se sumó el reportero de NBC. “Apaguen el micrófono, es suficiente”, zanjó el mandatario, que se alejó del atril hasta que sus deseos se cumplieron.

El mandatario, no dio detalles, pero deslizó que tras estas elecciones podría haber algunos cambios en su Gabinete.

Los demócratas ha ganado ya oficialmente los 220 escaños, suficientes para asegurar la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos continúan con el control del Senado con al menos 51 escaños.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Tras recuperar la Cámara de Representantes, los demócratas evalúan quién es el mejor candidato para competir contra Trump

Trump felicitó a los republicanos que trabajaron con él y lanzó un mensaje a los otros: “Digan adiós”

Cuáles serán las prioridades de los demócratas tras retomar el control de la Cámara Baja



Source link