El BCRA alienta la firmeza de tasas para quitar presión al dólar.  (AFP)
El BCRA alienta la firmeza de tasas para quitar presión al dólar. (AFP) (RONALDO SCHEMIDT/)

La fuerte venta de dólares del Banco Central para contener el precio de la divisa en el mercado mayorista y la desmentida del titular de la entidad, Guido Sandleris, de que se esté pensando en aumentar las restricciones en la plaza oficial de cambios, pusieron en alerta a los compradores.

La desmentida acusa que se recibió el golpe y eso alienta a acelerar la compra de divisas. El rumor de que van a limitar el cupo de compra de USD 10 mil dólares mensuales al púbico, se propagó rápidamente.

Para el Banco Central lo preocupante es que esas intervenciones conviven con un goteo diario de depósitos en dólares de los bancos.

Por eso en el Mercado Abierto Electrónico el monto de negocios alcanzó casi USD 400 millones, de los cuales 25% fueron dólares de las reservas que utilizó el Central para frenar la suba. De esta manera, consiguió que el dólar mayorista, que había tocado la cumbre de $ 58,50, cerrara a $ 58,28, un precio que es 28 centavos más elevado que el del viernes pasado.

En la plaza minorista, los bancos y casas de cambio no registraron todo el aumento del mayorista por eso aumentó 12 centavos a $ 60,43.

El “blue, a diferencia de días anteriores, estuvo más demandado y su precio es de $ 63,50. En cualquier momento el precio de este dólar marginal supera al que se vende en bancos y casas de cambio, otro síntoma de la dolarización de los ahorristas y los grandes inversores.

El descenso de los bonos, mientras el dólar subía, hizo que el riesgo país creciera 39 puntos a 1.939 puntos básicos.

La caída de los bonos cortos y medianos, que fue la más pronunciada porque derrumbó 2,67% al Bonar 2024 y 3,26% al Bonar 2020, no incidió en el riesgo país. Lo que más se sintió fue la leve baja de los bonos largos. El Discount en dólares con ley neoyorquina perdió 0,69%.

“El problema de los bonos está en los que vencen entre 2020 y 2024, por eso los largos no padecen tanto y son buscados por los inversores”, señaló Martín Redrado.

Los dólares alternativos tuvieron pocos cambios en sus valores. El contado con liquidación, que se utiliza para fugar divisas comprando bonos a tenedores del exterior, subió apenas 0,30% a 68,60, mientras el dólar MEO o Bolsa quedó sin cambios en $ 66,10.

En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), el Banco Central mantuvo la tasa casi sin cambios. Colocó títulos por $ 210.844 millones a 68,03%. Como lo que captó supera a los vencimientos absorbió $ 9 mil millones.

Los plazos fijos en pesos, en tanto, lentamente van cayendo. El miércoles pasado bajaron $ 7 mil millones.

Las reservas, que resumen todo lo que pasa con el mercado cambiario y la deuda, perdieron USD 81 millones a 47.763 millones, pero van a ceder más en la semana porque hay que afrontar casi USD 400 millones en vencimientos de bonos de la deuda en manos del sector privado. Por de pronto, no esperan que se los renueven y están resignados a pagarlos.

La Bolsa es el mercado de más riesgo y el más volátil. Cualquiera que no fuera argentino, no entendería como los inversores apuestan a papeles que están en su peor momento. Lo cierto es que, aunque el S&P Merval, el índice de las acciones líderes comenzó el lunes con una baja de 1,47%, los compradores siguen llegando. El monto de negocios se mantiene en escasos $ 800 millones un volumen que muestra cómo se redujo este mercado al que concurren los que están dispuestos a tener las acciones largo tiempo hasta que recuperen parte del enorme valor perdido.

Las caídas más grandes fueron las de las energéticas Edenor (-4,78% y Central Puerto (-3,30%). Hubo solo tres papeles que subieron y ninguno tuvo alzas importantes. El de mejor comportamiento fue Grupo Financiero Valores que aumento 0,84%.

Los ADR’s argentinos -certificados de acciones que se operan en dólares en Wall Street- no se recuperaron del derrumbe del lunes. Las alzas prácticamente igualaron a las bajas. Lo mejor pasó por Grupo Financiero Galicia (+3,04%) y lo peor por Despegar (-5,09%).

Nada ha cambiado en el mercado, excepto que el Banco Central se tiene que esforzar más para contener al dólar. En el primer día de operaciones hubo un reacomodamiento en el precio de los bonos y las acciones, pero el rebote está a la vuelta de la esquina.

Seguí leyendo:

Lacunza le respondió a Alberto Fernández tras sus dichos sobre la deuda durante el debate presidencial



Source link