El precio del dólar sube 106,3% en el transcurso de 2018. (Adrián Escandar)
El precio del dólar sube 106,3% en el transcurso de 2018. (Adrián Escandar)

La liquidez de pesos que liberó el BCRA, una desaceleración inflacionaria más lenta de lo esperado, luego de conocido que en noviembre los precios minoristas aumentaron 3,2%, y un riesgo país en alza, alteraron la pasividad con la que se movió el dólar en el mercado de cambios en las últimas semanas.

Además, la inestabilidad financiera volvió a hacerse presente este viernes, con caídas próximas al 1% en los mercados bursátiles internacionales, frente a la profundización de los temores por una desaceleración de la actividad económica. Las monedas de países emergentes se depreciaban respecto del dólar y el fenómeno también se observó en la Argentina, donde la divisa de EEUU se encareció entre 0,6% y 0,9% en los distintos segmentos del mercado.

En el mercado minorista la divisa de EEUU volvió a superar los 39 pesos. En el promedio de bancos de la City porteña se negoció a 39,03 pesos para la venta, con alza de 23 centavos.

En un marco de constante demanda por cobertura, en el mercado mayorista se pactó al cierre a $38,17 (+0,9%).

El Banco Central estableció para este viernes en $36,521 el piso y en $47,262 el techo de la banda de intervención en la plaza cambiaria. El dólar se mantiene aún cerca de dicho piso, por cuanto se mantiene la percepción de que el dólar tiene más para subir que para bajar en los próximos días.

Para el economista Gustavo Ber “el proceso de mayor dolarización de carteras, tanto por la estacionalidad como por la incertidumbre del escenario electoral, continúa en marcha e irá ganando ritmo en el 2019″.

En el proceso alcista del dólar también contribuyó el presente de liquidez de pesos propio de fin de año, cuando el BCRA está convalidando una expansión monetaria estacional, con tasas de interés que están encontrando resistencia a ceder debajo de 59% anual en pesos.

Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma, señaló que la autoridad monetaria expandió pesos en las últimas siete licitaciones de LELIQ, por un total de $195.120 millones. No obstante, desde el 1° de octubre la absorción con este instrumento exclusivo para bancos acumula 192.158 millones de pesos.

“Las variables nominales de la economía argentina fueron afectadas durante 2018 por un salto cambiario de más del 100 por ciento. Considerando la importancia del dólar en la formación de precios, la fuerte depreciación sufrida (por el peso argentino) aceleró el proceso inflacionario“, indicó un informe de Ecolatina.

La expansión monetaria decidida por el BCRA y menores liquidaciones de exportaciones empujan al tipo de cambio

El aporte de divisas del agro e industrias derivadas continúa debilitado por las consecuencias de la vasta sequía que perjudicó a la última campaña. Las liquidaciones de “agrodólares” acumularon USD 810 millones en noviembre, con una caída de 38% interanual.

Joaquín Berro Madero, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea, recordó que “durante el mes de noviembre, la liquidación de agrodólares se contrajo significativamente respecto de igual mes del año pasado. Luego de la sequía verificada en el sector, el deslizamiento del tipo de cambio había comenzado a dar algunas señales en materia de exportación; sin embargo, las expectativas de devaluación estarían influyendo en el recorte del ritmo de liquidación“.

Gustavo Ber también consideró que suma impulso al alza del dólar “que el real brasileño y el peso mexicano rápidamente volvieron a la depreciación, además de la mayor liberación de pesos que fueron dejando como saldo las últimas licitaciones”.

En Brasil la divisa de EEUU sube 0,7%, hasta los 3,90 reales, evolución que influye en una mayor devaluación del peso argentino.



Source link