Christian vio a Connor llorar durante su primer día de clases, por lo que se le acercó para consolarlo: lo tomó de la mano y lo acompañó hasta la entrada de la Escuela Primaria Minneha en Wichita (Foto: Facebook)
Christian vio a Connor llorar durante su primer día de clases, por lo que se le acercó para consolarlo: lo tomó de la mano y lo acompañó hasta la entrada de la Escuela Primaria Minneha en Wichita (Foto: Facebook)

El periodo vacacional de verano terminó y las clases escolares se han reanudado en casi todo el mundo. Gracias a las redes sociales hemos conocido algunas historias de estudiantes que destacaron por su espontaneidad y su comportamiento amable con sus semejantes… éste fue el caso de un niño de ocho años que se acercó a uno de sus compañeros con autismo para consolarlo en la entrada de su escuela en Kansas, en Estados Unidos.

El primer día de clases de Connor Crites era complicado. Al encontrarse frente al portón de la Escuela Primaria Minneha en Wichita se sintió abrumado por el alboroto a su alrededor y se puso a llorar.

Pero Christian Moore, otro estudiante, lo ayudó a afrontar la ansiedad sin conocer que su compañero es autista. Lo tomó de la mano y lo acompañó hasta el portal de su escuela, acción que los volvió inseparables. El gesto amable fue compartido en las redes sociales de las madres de ambos niños y rápidamente se volvió viral.

Estoy tan orgullosa de mi hijo, vio a un niño en una esquina llorando, ¡así que fue a consolarlo, agarró su mano y lo encaminó dentro de la escuela! Es un honor criar a un niño tan amoroso y compasivo! Es un niño con un gran corazón, el primer día de la escuela comenzó bien”, escribió Courtney Coko Moore, la mamá de Christian, en su cuenta de Facebook.

Courtney acompañó su publicación con dos fotografías de los niños antes de ingresar a su colegio. Este posteo en su red social generó miles de comentarios positivos, 36 mil reacciones y fue compartido hasta 24 mil veces.

April Crites, la madre de Connor, fue una de las personas que replicó este acontecimiento en su cuenta de Facebook y escribió: “Esto me puso triste, pero también me ha reconfortado el corazón. Estoy tan feliz de que un niño cariñoso fuera tan amable con mi bebé”.

Connor también explicó que su nuevo amigo lo ayudó a entrar a la escuela y eso lo hizo sentirse bien consigo mismo.

Christian vio a Connor llorar durante su primer día de clases, por lo que se le acercó para consolarlo: lo tomó de la mano y lo acompañó hasta la entrada de la Escuela Primaria Minneha en Wichita (Foto: Facebook)
Christian vio a Connor llorar durante su primer día de clases, por lo que se le acercó para consolarlo: lo tomó de la mano y lo acompañó hasta la entrada de la Escuela Primaria Minneha en Wichita (Foto: Facebook)

“Fue amable conmigo. Comencé a llorar y luego él me ayudó. Y yo estaba feliz. … Me encontró y me cogió la mano y me saltaron las lágrimas de felicidad“, declaró algunos días después Connor al medio local KAKE.

Temo todos los días que alguien se ría de él porque no habla correctamente, o de que se rían de él porque no se queda quieto o porque salta de un lado a otro y agita las manos”, dijo para el mismo medio April Crites.

Courtney Coko Moore también explicó que su hijo jamás vio a Connor como diferente, sólo se acercó a su nuevo amigo por un gesto de amabilidad que se necesita en todo el mundo.

No importa el color, no importa el género, no importa la discapacidad, y no importa nada, solo sé amable, abre tu corazón … es lo que necesitamos en este mundo. Un acto de bondad puede cambiar la vida de alguien, puede cambiar el mundo. Eso es todo lo que se necesita”, dijo para KAKE.

“Nunca sabes lo influyente que puede ser un acto de bondad en la vida de alguien. Le doy gracias a Dios por bendecirme con hijos maravillosos! Las bendiciones vienen en muchas formas y Dios nos permite ser un buque de amor!! Más amor y menos odio”, agregó la mujer en su cuenta de Facebook.



Source link