Boca volvió a conquistar un título tras imponerse por penales ante Rosario Central por la Supercopa Argentina y el plantel festejó junto a su gente en Mendoza. Es así que la noche se hizo larga y el plantel xeneize recién llegó a Buenos Aires este viernes por la madrugada.

Uno de los que no la pasó tan bien luego de las celebraciones fue el entrenador Gustavo Alfaro, quién en diálogo con el programa 90 Minutos confesó que tuvo un percance con su auto.

Ay que poquito dormimos ¡eh!“, rompió el hielo, fiel a su estilo, Oscar Ruggeri al escuchar la voz del Lechuga al otro lado del teléfono. “No me acostaba a las seis de la mañana desde que tenía veintipico“, replicó el DT de 56 años.

“Aparte, llegamos 5.30 de la mañana, fui a la cancha de Boca a buscar mi auto y cuando estoy volviendo para mi casa pinché una goma en la autopista. Dije ‘la puta que lo parió’, pero no podía protestar porque venía de ganar. Cambié la rueda con el traje puesto. Venía solo en el auto. No había nadie a esa hora, ni el loro. Tenía unas tapas de plástico que no podía sacar y tuve que buscar una madera que estaba tirada en la banquina para ayudarme”, contó Alfaro sobre el desopilante momento que le tocó vivir ante la risa de los panelistas del show televisivo.

Luego del festejo por la obtención de la Supercopa Argentina, Alfaro tuvo un percance en su llegada a Buenos Aires (Foto Baires)
Luego del festejo por la obtención de la Supercopa Argentina, Alfaro tuvo un percance en su llegada a Buenos Aires (Foto Baires)

Por otro lado, el Lechuga habló de la importancia de haber conseguido este galardón. “Uno entiende que los tiempos en Boca son perentorios como en pocas partes del mundo, que la necesidad de ganar y más que nada cuando se viene de frustraciones son muchos más fuertes. A veces uno entiende que hay tiempos que uno tiene para hacer las cosas no son los tiempos de la necesidad que tiene la gente o el mundo Boca”, explicó.

También quiso dejar en claro sus tres prioridades con las que desembarcó en el club de la Ribera. “Primero recuperar anímicamente a un plantel que venia golpeado. Eso no fue sencillo, nos costó hasta que nos alineamos como grupo. Eso fue un antes y un después que ocurrió en el partido que jugamos en Bolivia ante Jorge Wilstermann. Después era encontrarle una forma futbolística al equipo para contener a los buenos jugadores. No fue sencillo porque tengo jugadores que me gustan muchos como Tevez y Zárate, que han rendido con una determinada estructura. Y lo tercero es la identidad, el paso que tenés que dar en esa búsqueda te la dan los partidos decisivos en las instancias importantes“, concluyó.

El próximo compromiso de Boca será el domingo (desde las 20) cuando reciba en la Bombonera a Godoy Cruz por el duelo de vuelta de los octavos de final de la Copa de la Superliga. Cabe recordar que el cuadro azul y oro se impuso por 2-1 en la ida.

Seguí leyendo:

Benedetto: “¿Alguna duda que somos los más grandes? ¡Aprendan, amargos!”

La pérdida que casi lo aleja del fútbol y el sueño de Selección: los secretos de Andrada

El Superclásico de los memes: Boca celebró el título y River se acordó de las últimas finales



Source link