El escritor consideró urgente implementar un programa para niños y jóvenes en zonas vulnerables (Foto: @ioangrillo)
El escritor consideró urgente implementar un programa para niños y jóvenes en zonas vulnerables (Foto: @ioangrillo)

En 2005, el periodista y escritor Ioan Grillo visitaba una cárcel para menores de edad en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua. Ahí conoció a un sicario que a los 14 años ya había matado y cometido otros delitos.

Algo que sorprendió al autor de libros como “Caudillos del crimen: De la Guerra Fría a las narcoguerras” fue cómo los ojos de alguien que recién salía de la infancia podían reflejar tantas ganas de iniciar una guerra.

“Me impactaron los ojos y aparte que lo ves que es un victimario que mata a otros niños, y lo ves con esos ojos que te da miedo ver a un niño que es capaz de matarte, pero al mismo tiempo, ves su dolor”, reflexionó el autor.

Para Grillo, ese adolescente representa lo que ahora es uno de los grandes retos del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador: empezar un combate que inicie por arrebatarle al narco a los niños que a los 12 años ya son contratados como halcones (para espiar a los demás), y que a los 14  están convertidos en sicarios que han cometido varios asesinatos, y a los 20, ya son en jefes de plaza de alguna organización.

Los adolescentes son reclutados por el crimen organizado entre los 11 y los 12 años
Los adolescentes son reclutados por el crimen organizado entre los 11 y los 12 años

Grillo platicó con Infobae sobre la situación de los jóvenes en zonas en conflicto y su vulnerabilidad ante el acecho del crimen organizado.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) cada año 7.000 menores de edad reciben sentencias por diversos delitos.

Los delitos de alto impacto que comete este sector tienen un común denominador: el consumo de drogas y el narcotráfico.

En metrópolis consideradas de alto riesgo como Ciudad Juárez, en Chihuahua, datos de fundaciones privadas revelaron que hay niños que inician consumo de tabaco y otras sustancias entre los 10 y 8 años.

De acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), de 2006 a 2017 sumaron 11.000 los niños, niñas y adolescentes asesinados y 6.800 los desaparecidos en el contexto de la lucha contra el crimen organizado en el país.

La figura más cercana

El autor recomendó analizar programas como los que se han aplicado con pandillas en El Salvador (Foto: Reuters)
El autor recomendó analizar programas como los que se han aplicado con pandillas en El Salvador (Foto: Reuters)

Ante este panorama, Grillo llegó a su primera conclusión fue: “En México el Estado está perdiendo porque el narco tiene las mentes y corazones de los jóvenes“, porque para ellos representa una figura cercana, mientras que el gobierno aún está alejado de ellos.

-¿Existe una salida al grave problema de violencia que enfrente México en medio de esta guerra contra el narco?

-Hay una salida: si yo pudiera proponer al gobierno yo me enfocaría en mucho trabajo social y prevención con voluntad y con ganas y eso significa trabajando en las comunidades, pueblos y barrios pobres, donde se trabaje con los niños de 11 y 12 años porque a esta edad empiezan a ser reclutados por los cárteles. Yo tengo 14 años moviéndome en la provincia, imagínate estos niños que en aquél tiempo tenían cuatro años y ya tienen 20 años y hasta son jefes de sicarios y han crecido con eso, hay que verlos enfocados al trabajo para salvar a la siguiente generación.

– ¿Esto quiere decir que la actual generación ya se perdió por culpa del narco?

-Si hablamos de la generación que tiene de 20 a 25 años aún se puede apoyar, todavía hay cosas en la comunidad que puedes hacer con proyectos como los programas de reconstrucción a los barrios que han hecho en Medellín, Colombia, y San Salvador, en El Salvador, pueden ser un ejemplo y hay gente que puede mejorarse. Pero el tema es la prevención porque si te reclutan como sicario desde los 12 años es difícil.

– ¿Es una de las prioridades en materia de seguridad, empezar a trabajar con los niños?

Sí. Hay que buscar patrones de dónde están cuántos trabajan, hacen canchas de fútbol, que se sienta el que se está haciendo algo que la sociedad sí puede aprovechar

-Pero también está el tema de la pobreza

-Estas son cosas grandes de la política: buscar trabajo, crecimiento… lo puede hacer porque el Estado Mexicano gasta dinero en muchas tonterías y corrupción, con un poco de recursos que invierta mejor puede hacer muchas cosas.

Grillo afirmó que ubicar a los jóvenes sicarios es relativamente fácil, pues en barrios de ciudades como Monterrey, la misma Ciudad Juárez, Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas, “están en las esquinas, algunos trabajadores sociales saben quiénes son y para quién trabajan”, por lo que para el gobierno no sería difícil localizarlos e insertarlos en algún programa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Sicarios, halcones, traficantes, autodefensas: los niños mexicanos que la violencia del narco se tragó

Radiografía del sicario: quiénes son, cuántos tipos hay, cuáles son los más peligrosos



Source link