El ministro Dujovne en la presentación del Presupuesto 2019 ante la comisión del Senado (Gabriel Cano/ Comunicación Senado)
El ministro Dujovne en la presentación del Presupuesto 2019 ante la comisión del Senado (Gabriel Cano/ Comunicación Senado)

Encaminado a exceder la meta de baja de déficit fiscal primario para este año, el Gobierno anunció que en octubre otra vez había logrado una mayor evolución de los ingresos que de los gastos, resultando en una baja del déficit por 49%. En los datos concretos, eso se explicó por una suba del 45,6% en los ingresos totales del sector público, marcadamente por encima del crecimiento de los gastos en 30% respecto de octubre del año pasado.

Desde el Ministerio de Hacienda notaron que “la brecha entre el incremento de los ingresos y los gastos primarios superó los 15 puntos en octubre, muy por encima de la registrada en los tres primeros trimestres (8 p.p.)”.

También resaltaron que la mejora (de 65% en términos reales) se debió a que “por 11° mes consecutivo las erogaciones primarias aumentaron por debajo de la inflación, y que por 16° mes consecutivo los recursos (descontando extraordinarios) aumentaron por encima de los gastos primarios”.

Sin embargo, el impacto general en ingresos se debió principalmente a un salto en el asiento de “Otros Ingresos”, que creció un 131% respecto del año pasado. De todas formas, si se tomaran solo los ingresos tributarios -que los economistas consideran como una mejor referencia del ingreso estructural del Gobierno – el crecimiento hubiera sido de un 38,5 por ciento.

La dinámica de los recursos provenientes de la recaudación respondió principalmente a mayores ingresos por IVA (+58%), créditos y débitos (+79%) y derechos de exportación (+296%).

Con un déficit 1,2% del PBI, el Gobierno está bien encaminado para sobrecumplir con el objetivo acordado con el FMI de 2,7% para fin de año

En materia de gastos, los principales rubros que aportaron fueron los subsidios (+73,9%), particularmente los energéticos (dado el impacto de la suba en el tipo de cambio), y los gastos de capital (+42%). De acuerdo a Hacienda, “estos últimos mostraron tanto la mayor suba como el mayor nivel del año, destacándose los destinados al sector Transporte (+132,8%), Educación (+86%), Energía (+75,7%), Agua potable y alcantarillado (+64,7%) y Vivienda (+64,9%)”.

Nuevamente, el impacto de los intereses de la deuda es notable, aumentando un 109,7% respecto de octubre pasado. Sin embargo, el enfoque del Gobierno se centra en los gastos primarios, que no toman en cuenta los eventuales pagos de la deuda pública. De todas formas, en Hacienda explicaron el porcentaje como resultado del “impacto de la suba del tipo de cambio y el alza registrada en las tasas de interés”.

En lo que respecta al acumulado, el Gobierno informó una baja notable, comparando el déficit de 1,2% de PBI  con el 2,4% que había en el período enero-octubre durante el año pasado. El dato no es menor, sobre todo cuando se considera que para todo 2018 la meta establecida en el acuerdo stand-by con el FMI es de 2,7% del PBI.

Seguí leyendo:



Source link