(NA)
(NA)

Racing intenta dar otro paso exitoso al frente de la Superliga argentina ante Newell’s Old Boys en el partido destacado de la undécima fecha, mientras Boca Juniors y River Plate afrontan sus respectivos encuentros con la cabeza puesta en la final de la Copa Libertadores.

Después de un empate y una derrota, Racing se recuperó el fin de semana pasado con un triunfo por 2-1 en el clásico contra San Lorenzo, que le renovó el ánimo y le permitió recuperar distancias al frente del campeonato.

Comandado por la experiencia del capitán Lisandro López, su principal artillero con siete goles, Racing se muestra como un equipo de vocación ofensiva, pero todavía atraviesa por períodos irregulares, tal como le sucedió con San Lorenzo, con el que jugó un mal primer tiempo, remontando en la segunda mitad con una notable mejoría.

El entrenador Eduardo Coudet no dudó en señalar que “se nos habían ido cinco puntos, pero no hay que confundir el mensaje, que es claro: para jugar hay que tener huevos, no para tirarse a los pies y dar patadas, sino tener huevos para pedirla (la pelota), para asociarse y para jugar. Racing está jugando bien, no hay que confundir”.

Luego de diez fechas, Racing comanda las posiciones con 23 puntos, cuatro de ventaja sobre el invicto Atlético Tucumán (19), mientras que Defensa y Justicia (dos partidos pendientes) y Unión suman 18.

Newell’s y una derrota que dolerá por mucho tiempo

Omar De Felippe, entrenador de Newell’s
Omar De Felippe, entrenador de Newell’s

Es tan reciente la derrota en el clásico que la capacidad de asimilación del golpe es uno de los principales obstáculos que tendrá Newell’s en su visita a Racing. Los cuestionamientos abundan y el futuro del entrenador Omar De Felippe es incierto si es que vuelve a perder. En medio de este panorama complicado, el equipo tiene que elevar su juego, algo que consiguió pocas veces en el torneo. Para completar la serie de adversidades, enfrentará al conjunto de Coudet, que es puntero y con un fútbol agresivo.

A Newell’s le toca una prueba exigente en las peores circunstancias. Encima será de visitante, donde su rendimiento decae considerablemente. Los partidos se fueron sucediendo afuera del Coloso y no hubo caso. Jamás ganó. El Cilindro es un estadio que no se presenta favorable para interrumpir la racha negativa. Racing lleva allí cuatro triunfos y un empate.

A La Lepra todo le cuesta porque no logra mantener una regularidad. Por momentos se desequilibra defensivamente o falla en las pelotas detenidas. Le cuesta en la generación y carece de peso ofensivo.

El conjunto de De Felippe es un cúmulo de desaciertos, que corrige de a ratos, de un partido al otro, pero que siempre reaparecen. El entrenador jamás realizó cambios drásticos en busca de una reacción. Considera que eso es contraproducente porque hace perder la confianza. El problema es que Newell’s rara vez da señales positivas. ¿Cambiará De Felippe para este partido y hará varias modificaciones? Sería un mensaje contundente si es que saca a varios de los que venían jugando. Expondría sin rodeos que se está en un momento límite. Como es costumbre, no confirmó la formación.

Hasta horas antes del encuentro será una incógnita lo que hará. No hay que descartar que Callegari entre por Paredes luego de que el paraguayo se fue expulsado ante Central. La cuestión física de aquellos jugadores de los que Newell’s más espera también influye. Por cualidades, Mauro Formica y Luis Leal son los capacitados para desequilibrar. Pero el cuerpo no les responde. Formica alterna buenas y malas. Leal casi no incide. Si ellos fallan, es para preocuparse. Hoy no sería extraño que el portugués le deja su puesto a Alfio Oviedo.

Formaciones: 

Tabla de posiciones de la Superliga Argentina

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES



Source link