Lo que debía ser una alegre celebración de Halloween terminó en una experiencia traumática para una joven británica, que fue agredida violentamente por un guardia de seguridad en una discoteca de Newcastle.

Según relató Lauryn Parker, de 19 años, se resbaló en las escaleras cuando salía del baño y un empleado comenzó a golpearla, sin ofrecer explicación.

El sujeto acusado por la joven
El sujeto acusado por la joven

Un video muestra los rodillazos que recibía la joven, quien se quejaba a los gritos y se puso en posición fetal para evitar golpes más graves. De todas formas, su cuerpo quedó muy magullado y con notorias secuelas.

“Pienso que pudo ser mucho peor. Era muy fuerte y no se detenía“, indicó la joven al Chronicle Live. Tras unos momentos que parecieron interminables, sus amigas unieron fuerzas para hacer retroceder al sujeto, hasta que llegó otro empleado que puso fin a la agresión.

Las secuelas de los golpes
Las secuelas de los golpes
Lauryn asegura que ahora teme salir por las noches
Lauryn asegura que ahora teme salir por las noches

En tanto, un vocero de la discoteca Perdu informó que el empleado fue suspendido inmediatamente y luego fue despedido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El detective portugués que lideró la investigación de Maddie McCann dijo cómo murió la pequeña y la participación de sus padres

La divertida reacción de una mujer ante un “sensual” regalo de su pareja



Source link