La Duma rusa (Reuters)
La Duma rusa (Reuters)

Una comisión especial de la Duma rusa (Cámara baja), creada para investigar la presunta injerencia extranjera en los asuntos de Rusia, examinará el contenido de varios medios de comunicación críticos, rusos y extranjeros, por haber violado presuntamente la ley.

Según informó el jefe de la comisión parlamentaria, Vasili Piskariov, entre los medios que serán analizados figuran, entre otros, el servicio ruso de la cadena británica BBC, la Voz de América, la emisora Radio Libertad y el portal ruso Meduza.

La Duma acusa en un comunicado, además, a la televisión alemana Deutsche Welle (DW) de haber infringido la ley “antiextremista” durante su cobertura este verano de las protestas antigubernamentales en Moscú y de la situación en el Cáucaso ruso.

Piskariov sostuvo que las conclusiones de la comisión sobre el trabajo de DW serán remitidas al regulador de los medios de comunicación ruso Roscomnadzor y el Ministerio de Justicia.

“Para nosotros es importante que haya un castigo ineludible”, señaló el diputado, quien indicó que las posibles sanciones contra DW pueden ir desde una multa hasta la declaración del medio como “agente extranjero” o la retirada de la acreditación como medio de comunicación ante el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Las autoridades rusas consideran, en palabras recientes de la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, que DW llamó en las redes sociales a su audiencia rusa a participar en una manifestación no autorizada en Moscú contra el veto a los candidatos opositores en las elecciones locales del 8 de septiembre.

El Ministerio de Exteriores ruso llegó a convocar a la encargada de negocios de la embajada alemana en Moscú, Beate Grzeski, para protestar contra la cobertura de DW.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, defendió seguidamente en una reunión en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, el trabajo de DW y rechazó cualquier intento de interferir en los asuntos de Rusia.

Detención de un manifestante en Moscú el sábado 3 de agosto de 2019 (AP Photo/Alexander Zemlianichenko)
Detención de un manifestante en Moscú el sábado 3 de agosto de 2019 (AP Photo/Alexander Zemlianichenko)

La cadena de televisión alemana siempre ha negado las acusaciones y ha recordado que su corresponsal en Moscú, Sergey Dik, también fue detenido durante la manifestación del 27 de julio, que se saldó con más de un millar de detenidos y varios enjuiciados por “disturbios masivos”.

Este viernes, el portavoz de DW, Christoph Jumpelt, rechazó las acusaciones de la Duma en declaraciones a la agencia rusa Interfax, y confió en que las autoridades garantizarán a los periodistas del medio la posibilidad de “informar libremente y sin restricciones”.

El Consejo de Derechos Humanos adscrito a la presidencia rusa ha condenado los planes de los parlamentarios de sancionar y hasta retirar a DW la acreditación para poder operar en Rusia, al calificar esa idea de “claro golpe a la libertad de expresión”.

Si la investigación de los diputados prospera, “se habrán confirmado plenamente todas las sospechas sobre la existencia de censura en nuestro país”, declaró a Interfax el miembros del Consejo Nikolái Svanidze.

Por otra parte, el regulador de medios de Rusia investiga ya a los gigantes estadounidenses de internet Google, Facebook y YouTube por haber difundido presuntamente durante las elecciones del pasado día 8 “publicidad política”, lo que implicaría “una intromisión en el proceso democrático interno” de Rusia.

Se trataría de enlaces a una página web creada entonces por el líder opositor Alexéi Navalni, para pedir a los ciudadanos que voten en los comicios a los candidatos de la oposición extraparlamentaria un otros para desbancar en las asambleas legislativas y de los puestos de gobernadores a los candidatos del partido del Kremlin, Rusia Unida.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Nicolás Maduro aseguró que Rusia mantendrá su “firme” apoyo militar a Venezuela



Source link