Los “huachicoleros” ya recurren al robo de gasolina a través de túneles, como el narco. (Foto: Especial)
Los “huachicoleros” ya recurren al robo de gasolina a través de túneles, como el narco. (Foto: Especial)

El robo de combustible le cuesta a México entre 60.000 y 80.000 millones de pesos y los responsables no sólo son bandas criminales, pues el gobierno tiene “indicios” de que el saqueo ocurre desde las mismas instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“No sólo es el huachicol”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Hay indicios de que el robo se da al interior de Pemex, de las refinerías y los centros de abasto de combustibles”.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador afirmó que el problema es grave porque se roban entre 60.000 y 80.000 millones de pesos al año de combustible (es decir, entre 3.000 y 4.000 millones de dólares).

López Obrador anunciará la próxima semana el plan para abatir el robo de combustible en México. (Foto: Presidencia de la República)
López Obrador anunciará la próxima semana el plan para abatir el robo de combustible en México. (Foto: Presidencia de la República)

Esa cifra equivale aproximadamente a todo el gasto anual que destina el gobierno para la atención de los 12 millones de mexicanos que padecen diabetes, de acuerdo con el Banco Mundial.

Para enfrentar este delito, López Obrador adelantó que su gobierno ya afina un plan para “cortar de tajo” el problema.

Hay ya medidas que vamos a tomar en todo sentido“, dijo. No sólo para el robo de combustibles, la ordeña de ductos, sino también en refinerías y centros de distribución, agregó.

López Obrador dijo que el plan estará listo la próxima semana y adelantó que incluso habrá un coordinador para atender el llamado “huachicoleo”. Esto en paralelo a la modificación que se está haciendo a la ley para considerar como delito grave el robo de combustibles, explicó.

Una reciente investigación del diario Excélsior reportó que el robo de hidrocarburos ha provocado el desabasto en Terminales de Abastecimiento y Reparto (TA) de Pemex en 5 entidades del país: Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Querétaro.

Estos cinco estados concentraron 48% de las tomas clandestinas de hidrocarburos localizadas en México durante 2018. Son 5.497 de las 11.240 portadas por Pemex entre enero y septiembre de 2018.

Este desabasto de producto reportado por Pemex en las TA como “intermitencia” o “suspensión permanente de Poliducto” se origina cuando la petrolera, al detectar tomas clandestinas, debe bajar la presión de los ductos o cortar el flujo de los hidrocarburos para poder reparar los daños provocados por las perforaciones de los huachicoleros, indica el reportaje.

Investigaciones recientes apuntan a que el robo de combustible sería una importante fuente de ingresos para el crimen. (Foto: AFP)
Investigaciones recientes apuntan a que el robo de combustible sería una importante fuente de ingresos para el crimen. (Foto: AFP)

La situación actual llega a tal punto que esta actividad ilícita se ha convertido en uno de los principales ingresos económicos de los grupos del crimen organizado y la principal actividad para la delincuencia común“, aseguró José Ignacio Montero, autor del estudio “Expansión del robo de combustible en México: de actividad delictiva a fenómeno criminal”, publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa de España.

El problema se extendió en sólo 5 años: si en 2013 las tomas clandestinas se localizaban en 9 estados, para 2018 ya las había en 26 entidades, según datos de Pemex.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: 

Creció más de 700 % robo de combustible a Petróleos Mexicanos en el último sexenio

El “Santo Niño Huachicolero” y los perversos métodos que utilizan para ocultarse los ladrones de gasolina en México



Source link