El empresario Federico Elaskar declaró este miércoles que el arrepentido Leonardo Fariña le dijo que la plata para comprar su financiera S.G.I. era de Lázaro Báez. “Fariña me dijo que lo compraba con dinero del señor Báez”, señaló hoy Elaskar al contestar preguntas en el juicio oral y público que se sigue a 25 personas por el presunto lavado de 60 millones de dólares.

Elaskar tuvo hoy la segunda audiencia de su indagatoria en la que contestó preguntas de todas las partes -excepto de la querella de la Oficina Anticorrupción- e hizo referencia a cómo vendió su financiera, de la que se sospecha que realizó operaciones de lavado de dinero para Báez.

Elaskar contó que conoció a Fariña en enero de 2011 por intermedio de Matías Molinari, a quien conoció en los Estados Unidos cuando ambos vivían allá. Molinari es hijo de Carlos Molinari, uno de los acusados en el juicio e imputado de ser el dueño de la plata que usaba Fariña.

Elaskar señaló que Fariña le compró el 47 por ciento de las acciones de S.G.I. en una negociación breve. “Fariña me dijo que lo compraba con dinero del señor Báez. El me dijo que no tenía resuelto a nombre de quien iban a poner las acciones”, recordó Elaskar.

Elaskar en el inicio del juicio oral (Gustavo Gavotti)
Elaskar en el inicio del juicio oral (Gustavo Gavotti)

El empresario agregó que el valor de su financiera era de nueve millones de dólares. El resto de las acciones las negoció con el contador Daniel Pérez Gadín. “Fariña me dice que me va a venir a ver un contador de parte del Grupo Báez para poner las cuestiones en orden, ni más ni menos que las acciones que habían comprado y todavía estaban a mi nombre. Ya el llamado telefónico de Pérez Gadín fue atemorizante. Nos reunimos y lo primero que hizo fue prenderse un habano y decirme que sus clientes eran peores que colombianos o mexicanos. No se a quien se refería”, contó Elaskar.

Como en la primera audiencia de su indagatoria, recordó que Pérez Gadín lo amenazó si no le entregaba el resto de los acciones de S.G.I., lo que Elaskar terminó haciendo. Recordó que en un momento quiso recuperarlos pero no pudo hacerlo y que no le pagaron el dinero acordado por la deuda.

“Me echaron a patadas en el traste con todas mis cosas en el pasillo”, sostuvo sobre su salida.

Su declaración tuvo cortocircuitos en varios pasajes. Uno de ellos con los abogados de la Unidad de Información Financiera (UIF) que le preguntaron si tenían cuentas bancarias en Estados Unidos e Islas Vírgenes. Elaskar dijo que la UIF presentó en la causa un informe escrito en potencial sobre movimientos en 38 cuentas por 97 millones de dólares que le atribuyó al financista. “Ustedes me hacen una pregunta que ya tienen contestada sin ningún sustento”, contestó.

Lázaro Báez (Gustavo Gavotti)
Lázaro Báez (Gustavo Gavotti)

También sostuvo que cuando él estaba al frente de S.G.I nunca trabajó con el Grupo Báez y que conoce ni al empresario ni a su hijo Martín Báez, quién fue filmando en la financiera con otros acusados contando cinco millones de dólares.

Elaskar también dio una hipótesis de lo que pasó con Fariña y Báez: “Yo pienso que Fariña le mexicaneó plata a Báez y por eso se armó todo este despelote. Puedo estar equivocado pero es lo que pienso. Pero no me consta”.

El juicio es a 25 personas por el presunto lavado de dinero de 60 millones de dólares. Junto con Elaskar está siendo juzgado Báez -que está preso y hoy no estuvo-, sus cuatro hijos, Pérez Gadín, y otros acusados.

El proceso está a cargo del Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Guillermo Costabel, Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti, y se encuentra en el momento de las indagatoria de os acusados. Báez, sus hijos y Pérez Gadín se negaron a declarar.

Se juzgan tres hechos de presunto lavado de dinero por una suma de 60 millones de dólares.



Source link