Fuerzas militares ucranianas (Facebook/UkrainianLandForces via UNIAN)
Fuerzas militares ucranianas (Facebook/UkrainianLandForces via UNIAN)

En medio de la escalada de tensión con Rusia, Ucrania comenzará este lunes un llamado a gran escala de reservistas y militares, aunque la movilización solo se llevará a cabo en el caso de agresión abierta, informó este domingo el ministerio de Defensa.

“Los reservistas serán llamados para las tareas de comandar las unidades durante hasta 15 días y hasta durante 20 días en los centros de capacitación. Por lo tanto, se supone que todos los eventos se completarán antes del comienzo de las vacaciones de Año Nuevo “, señaló el ministerio en comunicado.

“Sin embargo, la movilización solo se llevará a cabo en el caso de agresión abierta”, agregó el ministerio. “En tal situación, no solo los que están en servicio activo, sino todos los reservistas y los responsables del servicio militar serán llamados a servicio en las Fuerzas Armadas de Ucrania”.

La decisión de llamar a los reservistas ocurre después de que guardacostas rusos apresaran en el Mar Negro a tres buques de la Armada ucraniana, a la entrada del estrecho de Kerch. Ucrania defiende que los buques se encontraban en aguas internacionales.

Las maniobras de los buques rusos y ucranianos en el Mar Negro
Las maniobras de los buques rusos y ucranianos en el Mar Negro

Tras ese episodio, el gobierno ucraniano decretó la ley marcial en el país, que estará vigente durante 30 días en diez regiones fronterizas y costeras del mar Negro y del mar de Azov.

Según el ministerio de Defensa, en esas zonas la reunión de los militares durará 10 días. Durante este período, “la coordinación de combate de brigadas y batallones de defensa territorial se llevará a cabo con el fin de prepararse para la defensa de estas regiones”.

El Gobierno de Poroshenko considera que Rusia ha bloqueado de facto el mar de Azov -que comparten los dos países- desde que redobló las inspecciones de barcos en el estrecho de Kerch, tras la inauguración en mayo pasado del puente de Crimea, que une la península (ucraniana entre 1954 y 2014, cuando fue anexionada por Rusia) con el territorio ruso continental.

Tras la negativa de Putin de liberar a los 24 tripulantes detenidos, Poroshenko decretó el estado de excepción y pidió a la OTAN que intermedie en el conflicto.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko (REUTERS/Valentyn Ogirenko)
El presidente ucraniano Petro Poroshenko (REUTERS/Valentyn Ogirenko)

Por su parte, el presidente ruso, Vládimir Putin, denunció desde Buenos Aires, donde participó en la cumbre del G20, que su homólogo ucraniano impuso el estado de excepción para “limitar las libertades civiles” y los derechos de sus ciudadanos en diez regiones en las que “la gente no apoya sus políticas”.

El dirigente ruso recalcó que el incidente se trató de una “provocación” del Kiev, y consideró que Poroshenko no está interesado en “resolver esta situación de manera pacífica”.

Al ser preguntado sobre sus conversaciones relativas al conflicto del mar Negro con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, Putin aseguró que no sabe si fue capaz de “convencerles” de que fue una provocación de la parte ucraniana, pero que les explicó su punto de vista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Vladimir Putin en el G20: “La guerra continuará mientras el gobierno de Ucrania siga en el poder”

El Kremlin dijo que las conversaciones sobre temas “graves” con EEUU “se aplazan indefinidamente”

Emine Dzhaparova, viceministra de Información de Ucrania: “Un estado policial como Rusia sólo entiende el lenguaje del poder”



Source link