La mayor empresa mexicana de construcción de casas de interés social, Casas Geo, se declaró en quiebra este jueves, al asumir la insolvencia para continuar en el negocio y reconocer que no pueden generar más efectivo y captar recursos para liquidar sus deudas.

La empresa es una de las más antiguas del sector, creció exponencialmente desde la década de 1990 y llegó a construir más de 655.000 casas en en 52 ciudades de 16 estados, la empresa determinó que ofreció el servicio de vivienda a más de 2 millones 400 mil personas (más del 1% de la población).

El modelo de negocio de Geo se enfocó principalmente en el nivel asequible y segmentos económicos de pagos mensuales recaudados por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE).

El total de pasivos de Geo asciende a 9 mil 95 millones 988 mil pesos, de acuerdo con los últimos informes obtenidos por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), correspondientes al primer trimestre de 2018, de los cuales 5 mil 88 millones 156 mil pesos corresponden a deudas que se requiere liquidar a corto plazo.

En el 2005, GEO ingresó al mercado europeo a través del índice Latibex, siendo la primera empresa de vivienda en México en lograrlo.​ La empresa, a quien se le consideró como la más grande en su ramo colapsó en 2013.

Para enfrentar su crisis financiera por una pesada deuda de más de 32.000 millones de pesos, GEO entró en concurso mercantil en abril de 2014, un procedimiento que permite a la compañía reestructurar sus deudas con la intención de preservar su viabilidad, lo que generó retraso en la entrega de casas.

La desarrolladora de vivienda, que presidía Luis Orvañanos Lascurain, se vio en la necesidad de detener la construcción por falta de créditos puente para financiar la inversión. La pérdida neta en 2014 fue de 8 mil 370.7 millones.

Los dueños de la compañía, en la reunión que sucedió el miércoles, designaron a Daniel Tapia Izquierdo como liquidador de la sociedad, quien dentro de sus facultades podrá adherir a la empresa a un proceso de concurso mercantil en estado de quiebra.

En la asamblea, que tuvo un quórum de 87.4% de los poseedores de acciones de Geo, los representantes de 70.6% del capital de la firma votaron a favor de la liquidación, 16.6% se abstuvieron de votar y 0.25% votó en contra.

La constructora fue una de las más beneficiadas durante los sexenios de los presidentes mexicanos Vicente Fox y Felipe Calderón con la canalización de subsidios. Sin embargo, se caracterizó por edificar en lugares alejados de las fuentes de trabajo y con poca infraestructura, lo que ocasionó que muchas viviendas financiadas por el Infonavit terminaran en el abandono.

Asimismo durante la última década la empresa constructora sumó varias demandas individuales y colectivas por la falta de entrega de viviendas a cientos de clientes, así como también por las malas condiciones en la infraestructura de algunos desarrollos.
MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Así se construye una casa con impresoras 3D en 24 horas

Micro-departamentos: adiós al bidet y a la bañera en las viviendas mínimas que llegan a la ciudad de Buenos Aires

En una decisión histórica, California ordenó que todas las construcciones nuevas tengan paneles solares 



Source link