El presidente Mauricio Macri regresó a la ciudad de Buenos Aires desde San Martín de los Andes para despedir a su padre, Franco Macri, que murió en su casa durante la tarde del sábado. El empresario se encontraba gravemente enfermo desde hacía varios meses y falleció en su casa de Barrio Parque a los 88 años.

El mandatario llegó al cementario Jardín de Paz, en Pilar, poco antes de las 17 y se fue a las 18. No funcionarios del gabinete nacional y toda la zona estuvo bajo una fuerte custodia policial.

Lo hizo junto a su familia en un avión privado. Arribó en Aeroparque y desde allí viajó hacia la quinta de Olivos en el helicóptero presidencial. Previo al retorno, Macri agradeció a través de su cuenta de Twitter las muestras de afecto por la muerte de su padre.

El auto del Presidente antes de llegar al Jardín de Paz (Gustavo Gavotti)
El auto del Presidente antes de llegar al Jardín de Paz (Gustavo Gavotti)

Uno de los hermanos del Presidente, Gianfranco, también regresó a Buenos Aires, pero desde Punta del Este. Lo hizo junto a Francisco, el hijo varón de Mauricio Macri, para participar del entierro en el cementerio privado Jardín de Paz, ubicado en Pilar.

Mauricio Macri se trasladó de Aeroparque a Olivos en helicoptero (Matias Baglietto)
Mauricio Macri se trasladó de Aeroparque a Olivos en helicoptero (Matias Baglietto)

“Trabajé catorce años con mi padre, puedo soportar cualquier cosa”, dijo en alguna oportunidad el presidente Mauricio Macri. La declaración, en tono irónico, igualmente dejaba entrever que la relación entre ambos siempre fue conflictiva.

Franco Macri había incorporado a su hijo en SOCMA, nave insignia de uno de los grupos empresarios más poderosos del país, en 1984. Apenas un año después ya era su gerente general.

Fue tal vez para salir de la sombra de su padre que Mauricio decidió involucrarse en el fútbol y en la política. Su padre nunca aprobaría esta decisión, quería que continuara como jefe de las empresas familiares.

En una entrevista en 2017, tras el primer año de gobierno de Cambiemos, Franco calificó con un 5 la gestión de su hijo al frente del país. Si bien aclaró que dada la situación económica en apenas 12 meses no se podía “hacer más”, el comentario llamó la atención por su dureza. Incluso le recomendó, ya en ese entonces, no presentarse a un segundo mandato. “Como padre, le digo, cuatro años es suficiente. ¡Deber cumplido!”, resumió.

El Jefe de Estado se enteró de la muerte de su padre en el sur. Había arribado ayer al mediodía a la localidad neuquina junto con su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia para disfrutar del fin de semana largo en el country Chapelco Golf & Resort de San Martín. Se trata de un complejo ubicado a 7 kilómetros del Aeropuerto de Chapelco y a 18 kilómetros de la localidad de San Martín de los Andes.

La última vez que Macri estuvo en este lugar fue el 7 de diciembre del año pasado. Allí viajó a poco de concluir la reunión del G-20 que se llevó a cabo en Buenos Aires.

En febrero de 2017, en ocasión de su 58 cumpleaños, Macri también festejó allí. El complejo cuenta con una exclusiva cancha de golf diseñada por Jack Nicklaus y su hijo Jack Nicklaus II y que fue inaugurada el 18 de febrero 2006. También posee un spa, restaurante, una reconocida cava de vinos, salas de juego y 85 paisajes que ofrecen vistas al paisaje cordillerano.

Tanto San Martín de los Andes como Villa La Angostura, otra de las localidades que el jefe de Estado suele elegir para descansar, presentaban este fin de semana una ocupación del 100% debido al feriado del carnaval y al Mundial de Motocross que se realiza en la villa.

Seguí leyendo:

Mauricio Macri agradeció las muestras de afecto por la muerte de su padre: “Son la energía que necesito para seguir adelante”

Franco y Mauricio Macri, juntos en una entrevista con Bernardo Neustadt: la “patria contratista” y una ironía sobre el riesgo empresario



Source link