Nueve personas han sido detenidas este miércoles en una operación antidopaje en la localidad alemana de Erfurt y en la austríaca de Seefeld, donde se disputan los Mundiales de esquí nórdico.

Hawke es uno de los deportistas detenidos (AFP)
Hawke es uno de los deportistas detenidos (AFP)

Cinco deportistas y dos miembros de una organización dedicada al dopaje han sido detenidos en Seefeld, mientras que en Erfurt, desde donde se cree que operaba ese grupo, han sido arrestadas otras dos personas, una de ellos un médico que se cree es el cabecilla de la red criminal, informó la Oficina federal de investigación criminal de Austria (BK).

Ese doctor, identificado sólo como Mark. S., habría sido, según varios medios, director médico del equipo ciclista Gerolsteiner y fue acusado por un ciclista austríaco de haberle ayudado a doparse durante el Tour de Francia de 2008.

Entre los detenidos se cuentan dos austríacos, un kazako y dos estonios, todos deportistas de élite, señaló esa fuente.

En la ciudad alemana de Erfurt se ha descubierto un laboratorio totalmente equipado para actividades de dopaje

Las autoridades austríacas han indicado que esta actuación, denominada “Operación Sangría”, es fruto de una investigación que arrancó hace meses sobre una red criminal que se dedicaba al fraude y al dopaje mediante distintas sustancias y métodos.

En concreto, la investigación se refiere al uso de dopaje sanguíneo, mediante el que los deportistas se extraen y congelan su propia sangre meses antes de las competiciones, para volver a inyectársela poco antes de competir para elevar así la capacidad cardiaca y respiratoria.

De hecho, Dieter Csefan, de la BK, indicó en rueda de prensa que uno de los deportistas detenidos fue sorprendido en el momento en que se le estaba realizando una transfusión sanguínea.

Según las autoridades, la red criminal recurría al dopaje para aumentar el rendimiento de los deportistas en competiciones nacionales e internacionales y “lucrarse así mediante ingresos ilegales”. La red operaba internacionalmente desde hace al menos cinco años, señaló Csfan, quien no descartó que haya más personas y más disciplinas deportivas implicadas.

(AFP)
(AFP)

Aunque la Oficina de investigación criminal no ha facilitado nombres, desde la directiva de la Federación Austríaca de Esquí (ÖSV) se confirmó que los dos austríacos detenidos son Dominik Baldauf y Max Hauke, ambos de 26 años, miembros del equipo austríaco de esquí de fondo, que el pasado domingo quedaron sextos en la prueba de relevo esprint masculino.

Es muy triste. No tengo palabras para expresarlo. Pensaba que la gente había aprendido del pasado. Que el dopaje y el deporte no van juntos. Siento que se han mofado de mí”, lamentó Trond Nystad, coordinador de esquí de fondo de la Federación Austríaca de Esquí.

Nystad afirmó no haberse dado cuenta de nada y que él sólo trabaja con deportistas limpios. “Espero que los chicos tengas suficientes cojones para contar quién está detrás de esto”, señaló.

Ambos acababan de comenzar su formación como policías, dentro del programa para deportistas de élite de la Policía austríaca. Según la radiotelevisión austríaca ORF, los estonios Esten Andreas Veerpalu y Karel Tammjarv, y el kazako Alexej Poltoranin no se han presentado a la prueba de 15 kilómetros Cross-Country.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Polémica en Francia por el hiyab deportivo: una compañía canceló su venta por amenazas

Quién es Pedro Gonçalves, el otro atleta de la “maratón sexual” de los Juegos de Río 2016

Con información de EFE



Source link