(IG: kourtneykardashian)
(IG: kourtneykardashian)

A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de imágenes que circulan en estos tiempos por Instagram, Kourtney Kardashian decidió mostrarse al natural en la red social, en donde compartió una fotografía en la que era posible apreciar sus estrías.

En la cuenta de su marca de estilo de vida Poosh, la mayor de las Kardashian publicó una imagen en la que posó a bordo de una embarcación durante un paseo por el mar.

El traje de baño negro que portaba permitía ver sus estrías en la cadera, algo que fue notado por sus seguidoras y, sobre todo, celebrado.

La foto al natural de Kourtney (IG: poosh)
La foto al natural de Kourtney (IG: poosh)

“Gracias por no editar tus estrías”, “Amo cuando vemos estrías en cuerpos normales”, “Amo el hecho de que mostraste tus estrías. ¡Orgullosa y sensual mamá”, “Wow sin retoque. De hecho puedes ver sus estrías y esto es como se ve un cuerpo real. Lo amo“, decían los comentarios más populares en su publicación, que recibió más de 80.000 “me gusta”.

Justo en el comentario en el que le agradecían no editar sus estrías, Kourtney comentó: “Amo mis pequeñas líneas”, junto a un emoji sonriente.

Otros comentarios hacían referencia a la imagen natural de Kourtney, algo inusual dentro del clan Kardashian, y por ello la elegían como su favorita.

(IG: kourtneykardash)
(IG: kourtneykardash)

De hecho, en varias ocasiones se ha mencionado a Kourtney -quien cumplió 40 años el pasado abril y tiene tres hijos, como la Kardashian que más natural se ha mantenido con el paso del tiempo, sin recurrir a cirugías o tratamientos estéticos extremos.

Para su pasada celebración de cumpleaños, Kourtney organizó una opulenta fiesta en la que lució su figura con un vestido Versace de cuero.

Uno de los detalles que más sorprendió en la celebración fue el pastel de cumpleaños de Kourtney.

Se trataba de una figura de ella desnuda, dentro de una tina con agua, y al parecer, la idea fue de su hermana Kim.

Cumplió 40 años el pasado abril (IG: kourtneykardash)
Cumplió 40 años el pasado abril (IG: kourtneykardash)

Junto al pastel había botellas de vino personalizadas que llamaban a la festejada: “Most interesting to look at” (La más interesante de ver), haciendo alusión a lo que un día Kim dijo en el programa de la familia, Keeping Up With Kardashians, que su hermana mayor era “lo menos interesante de ver”.

Por la misma época en que celebró sus 40 años, Kourtney lanzó el sitio Poosh.com, en donde habla de temas como maquillaje, ejercicio y decoración para el hogar.

El contraste con Kylie Jenner

A diferencia de Kourtney, elogiada por su aspecto natural, Kylie Jenner (la menor del clan Kardashian) ha sido señalada en varias ocasiones por la increíble transformación de su aspecto.

Kylie celebró hace unos días sus 22 años y para festejar rentó un gigantesco yate (de unos 90 metros), que cuesta más de un millón a la semana.

Una de las recientes fotografías que desató las críticas
Una de las recientes fotografías que desató las críticas

Durante su paseo por el mar del sur italiano, Kylie se tomó unas fotografías en bikini, con la idea de promover una caja especial de su marca de maquillaje.

Pero lo que más llamó la atención no fueron los productos, sino la figura de la joven, señalada de inmediato por supuestas cirugías estéticas para aumentar su trasero.

“Ok, no es por ser cruel o algo así, pero ¿se puso implantes en el trasero o algo así? No recuerdo que su trasero fuera así de grande como el de Kim. Siempre lució delgada”, decía uno de los comentarios con más likes.

“La elevación del trasero debería al menos verse real,quiero decir, de acuerdo con los estándares reales del cuerpo humano”, se leía en uno más de los mensajes.

Jenner nunca ha aceptado haberse sometido a cirugías estéticas para cambiar su aspecto, pero es evidente que luce muy distinta en comparación con apenas hace unos 4 o 5 años.

“La gente cree que me puse totalmente bajo el cuchillo y que reconstruí completamente mi cara, lo cual es falso. Me aterra, nunca lo haría“, aseguró hace meses.



Source link