Nicolas Trotta hace entrega de la distinción Honoris Causa junto a una alumna
Nicolas Trotta hace entrega de la distinción Honoris Causa junto a una alumna

El presidente de Bolivia Evo Morales participó anoche en Buenos Aires de un acto con dirigentes kirchneristas y denunció que en “América latina hay golpes judiciales” a la vez que cuestionó a los gobiernos liberales que están en la región pero se cuidó de dar nombres para evitar un enfrentamiento directo con Mauricio Macri a quien prefirió eludir en su visita a la Argentina que culminará hoy en un acto en la Plaza de Mayo junto a la comunidad boliviana.

Morales recibió anoche en la Universidad Metropolitana para le Educación y el Trabajo (UNMET) el doctorado Honoris Causa en un acto colmado de dirigentes del kirchnerismo, abuelas de Plaza de Mayo y militantes del Frente para la Victoria. En ese contexto, el presidente de Bolivia dijo que “hoy estamos batallando en America latina y ahora no habrá golpes militares pero ahora se inventan golpes congresales y con golpes judiciales”, dijo en uno de los párrafos que tuvo alusión indirecta de apoyo a la situación de Cristina Kirchner y arrancó el aplauso de los presentes. También cuestionó que “muchos hablan de independencia de poderes” en directa referencia a las acusaciones judiciales contra la ex presidenta.

Acto de entrega del Doctorado Honoris Causa al presidente de Bolivia
Acto de entrega del Doctorado Honoris Causa al presidente de Bolivia

Si bien el acto se encuadró en un contexto académico lo concreto es que la presencia de kirchneristas y las palabras de Evo Morales le dieron un tono claramente político y opuesto al gobierno de Macri.

“Tener Fuerzas Armadas sometidas al Comando Sur no garantizan soberanía de un país en el mundo. Las Fuerzas Armadas deben garantizar dignidad y soberanía”, recaló el presidente de Bolivia en otra elíptica crítica al gobierno argentino que hace menos de un mes recibió al jefe del Comando Sur el almirante Kurt Tidd en Buenos Aires.

Morales se cuidó expresamente de no mencionar a Cristina Kirchner en su discurso ni atacar directamente al Gobierno ya que la Cancillería argentina le había pedido a Bolivia un día antes que en la visita se abstenga de entrometerse en la política local, tal como adelantó Infobae.

El sindicalista Víctor Santa María junto a Evo Morales
El sindicalista Víctor Santa María junto a Evo Morales

No obstante, el presidente de Bolivia recibió un fuerte respaldo de los dirigentes kirchneristas y el director de la UMET Nicolás Trotta agradeció su presencia “en medio de una Argentina que crece en la pobreza, el desempleo y la desesperanza”. Y planteó abiertamente que en el país “se persiguen a los dirigentes opositores”, en abierta mención de Cristina Kirchner.

A la vez, Trotta destacó que “la Argentina está desperatando de la pesadilla de quienes nos gobiernan”. El rector de la UMET estuvo acompañado por el gremialista del Suterh Víctor Santa María y Marta Novick, presidenta del Consejo Académico de UMET. En el acto también estaban Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Felipe Solá, Horacio Pietragala y Eduardo Valdes, entre otros dirigentes.

Morales destacó en su discruso que “una soberania social y politica debe ir acompañada con una soberania económica”. También realizó un recordatorio de toda su presidencia y mencionó que “en Bolivia hemos dejado el estado colonial y ahora tenemos el estado plurinacional”.
También el presidente de Bolivia sostuvo que “muchos nos decían que los sindicatos no podían hacer politica y pasamos de una lucha social a una lucha electoral”.

Evo Morales dio su discurso, en un acto colmado de dirigentes del kirchnerismo y militantes del FPV
Evo Morales dio su discurso, en un acto colmado de dirigentes del kirchnerismo y militantes del FPV

Como adelantó Infobae, Morales llegó anoche a la Argentina para participar de un acto cultural que habrá hoy en la Plaza de Mayo con la comunidad boliviana y no se reunirá con Macri.

Desde la Cancillería el embajador en Bolivia Armando Alvarez García había alertado anteayer a las autoridades de ese país que en su corta visita a la Argentina Morales se abstenga de entrometerse en la política local. Es que se evaluó en un momento que tenía contemplado reunirse con Cristina Kirchner aunque hasta ahora esto no fue confirmado.

La visita de Morales a la Argentina y su decisión de eludir a Macri cargaron de mayor tensión a las relaciones bilaterales que ya son complejas.
Los recientes cruces que hubo entre ambos países fueron por el pedido de detención de Cristina Kirchner, algo que Morales consideró como un “hostigamiento judicial a la hermana Cristina Kirchner”, en referencia a la decisión del juez Claudio Bonadio de procesarla como jefa de una asociación ilícita, y el canciller argentino Jorge Faurie le respondió con dureza. “En la Argentina rige el Estado de derecho y todos somos iguales ante la ley. Existe una división republicana de poderes y un sistema democrático basado en instituciones sólidas”, escribió el canciller argentino.

Además, el presidente boliviano criticó a Macri por querer instalar “una base militar” en la frontera, en tanto que otro foco de conflicto fue la resistencia de la administración de Morales a ofrecer un acuerdo de reciprocidad sanitaria.



Source link