20190407_192109El gobernador de Río Negro tiene apellido difícil de deletrear. Solucionó el problema de dos maneras. Primero porque en los nuevos tiempos de la política todos se llaman por aus nombres. Weretilneck es Alberto, la gobernadora electa es Arabela y el vice electo es Alejandro.         Pero además el equipo de comunicación convirtió la inicial de su apellido en una marca. La “W” se estampó en remeras, gorras y en las pulseras para el ingreso al centro de datos.       Con su candidatura frustrada hace dos semanas el merchandising quedó. A último momento mandaron a hacer banners y remeras con la nueva fórmula para la gobernación. No hubo problema en cambio para los fuegos artificiales que se lanzaron sobre el cielo de Cipolletti antea de que diera una conferencia el gobernador. Seguí leyendo Círculo Rojo



Source link