Tras la caída por 1 a 0 en el Monumental, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores, River no tiene margen de error en su visita a Porto Alegre. El Millonario, obligado a ganar para dar vuelta la serie, intenta hacerse fuerte en la casa de Gremio, el vigente campeón. Televisa Fox Sports 2.

El Millonario comenzó el partido como el encuentro lo demandaba. Con la defensa plantada en mitad de campo, Javier Pinola como primera puntada en muchas de las acciones y mezcla de agresividad para recuperar y paciencia para intentar elaborar, se puso la mochila del partido.

(Reuters)
(Reuters)

El campeón vigente de la Libertadores, sin pruritos por su condición de local, se abroqueló para cerrar los espacios y apostó a salir de contra en velocidad. Sin embargo, por la presión de la visita, terminó quitándose el balón de encima. A River, más allá del criterio, le costó entrar. En consecuencia, buscó abrir la defensa adversaria con remates lejanos. Probaron Ponzio (rechazó Grohe) y Palacios; también tuvo Borré un interesante remate cruzado (por ubicación, no por resolución).

A los 22′, Matías Biscay, ayudante de campo de Gallardo, debió apelar a la primera modificación: Enzo Pérez entró por el lesionado Ponzio. Tuvo mala fortuna el elenco de Marcelo Gallardo: porque en la primera oportunidad clara que tuvo Gremio, se apuntó el 1-0. Leo Gomes remató desde el borde del área, el balón atravesó el cúmulo de cuerpos (rozó en Pratto) y superó a Armani, forzando a River a convertir dos goles para avanzar a la final.

Marcelo Gallardo -no está en el banco debido a una suspensión- prefirió no mostrar sus cartas y jugó al misterio hasta último momento. A una hora para el inicio del encuentro, el “Muñeco” definió el equipo con dos sorpresas: los ingresos de “Nacho” Fernández y Lucas Pratto por “Pity” Martínez y “Nacho” Scocco, respectivamente.

Además, los hinchas del club de Núñez confían en que el Muñeco nuevamente sorprenderá con alguna estrategia, como sucedió en la serie de 2015 ante Cruzeiro (River ganó 3 a 0).

“Somos un equipo fuerte, que podemos ganar de visitante. Es difícil pero no imposible. No nos queda otra que ganar”, declaró el entrenador en la previa a este compromiso.

Por el lado de los locales, Luan, al igual que en la ida, se pierde la revancha por una lesión. Además, Everton tampoco podrá retornar al equipo y espera su chance en el banco. En tanto, Walter Kannemann, debido a que llegó al límite de amarillas, ve el encuentro desde la tribuna.

Vale recordar que el ganador de esta llave se medirá en la final ante el vencedor del cruce entre Boca y Palmeiras (los argentinos ganaron 2 a 0 la ida, disputada la semana pasada en La Bombonera).

Formaciones:

Estadio: Arena do Gremio
Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay)
Televisación: Fox Sports 2



Source link