Helados caseros a base de leche materna (Foto: Archivo Atlántida)
Helados caseros a base de leche materna (Foto: Archivo Atlántida)

¿Imaginaste alguna vez la posibilidad de darle a tu hijo helado hecho con tu leche? Seguramente no. Lo cierto es que es una buena opción para ofrecerle, especialmente cuando llega la etapa en la que aparecen los dientitos. La iniciativa surgió en Londres hace unos cinco años, donde incluso ya se vende comercialmente. Por el momento, acá no se venden, por eso animate y hacelos vos misma.

¿Cómo se preparan?
“La idea es extraer leche y colocarla en moldes de helados (que se venden en bazares), o también podés usar cubeteras. Les colocás un palito –que no sea escarbadientes de madera porque tienen punta en sus extremos– y luego los cubrís con film dejando que el palito atraviese la protección”, explica la puericultora Paola de los Santos.

Y agrega: “Como cualquier alimento, una vez congelado puede perder alguna de sus propiedades, pero sigue siendo leche humana con todos los increíbles beneficios que aporta”.

Beneficios
*A los 4 meses ya pueden empezar a salirle los dientitos. El contacto con el frío del helado ayuda a generar alivio y desinflamación de las encías congestionadas.
*Si empieza a rechazar la teta o la mamadera, existe esta tercera opción para que consuma tu leche.
*Cuando empezás a trabajar y queda al cuidado de alguien, puede darle uno de estos helados súperpoderosos en reemplazo de tu teta.
*En vez de una golosina, qué mejor que algo dulce que sea totalmente sano y natural.

Para una elaboración saludable y segura
Tené los mismos recaudos que para extraerte leche y realizar el banco de leche en casa. Es decir:
*Lavate muy bien las manos con agua y jabón antes de comenzar.
*Verificá que los recipientes donde coloques la leche sean aptos para conservar alimentos y que estén libres de Bisfenol A, un compuesto orgánico que podría ser dañino para el consumo.

TIP 1
Conviene usar moldes o cubeteras con formas pequeñas, porque al ser bebé puede resultarle difícil sostener él mismo el palito y terminarlo antes de que se derrita.

TIP 2
Se puede mantener congelado durante 3 meses si el freezer es con heladera y alrededor de 6 si es independiente.

TIP 3
A partir de los 6 meses, para darle más sabor podés sumarle alguna fruta que forme parte de la dieta de tu bebé.

Por Carolina Koruk y Paula Labonia / Asesoró: Paola de los Santos, puericultora y psicóloga social, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Puericultoras Universitarias (APU).

SEGUI LEYENDO:
Por qué los chicos sufren de hígado graso

¿Por qué no debemos zarandear a los bebés?



Source link