La ciudad de Methoni tiene un pasado mitológico. Está en el extremo sudoeste de Mesenia y cuenta con un excelente puerto enfrente de la isla de Sapienza
La ciudad de Methoni tiene un pasado mitológico. Está en el extremo sudoeste de Mesenia y cuenta con un excelente puerto enfrente de la isla de Sapienza

A la hora de interpretar lo que la gente espera cuando está recorriendo una ciudad o conociendo un país se necesitan mucha sensibilidad y experiencia. Por eso siempre es bienvenida la figura del “experto”, aquel que ya conoce el terreno y tiene el don de asistir y facilitar las cosas en esa instancia a veces traumática que puede ser salir de casa y vivir otra cultura.

Más o menos acompañado, la clave es que el viajero siempre tenga la posibilidad de realizar su propio viaje, más allá de los folletos turísticos o los horarios impuestos. El tiempo libre para tomarse un café, visitar un museo, curiosear en una feria o sacar fotos sin prisas en el anonimato que siempre ofrece toda gran ciudad.

Desde hace 20 años, la idea de viaje que propone Eternautas construye su demanda nadando contra la corriente. “Proponemos algo completamente atípico, desde el propio diseño de los recorridos hasta las exhaustivas charlas previas. Con esa concepción de viaje al borde de transformarse en una experiencia pre industrial, nos lanzamos al ruedo”, puntualizó Ricardo Watson, historiador y uno de sus directores. El resultado es un equilibrio delicado entre historia, arquitectura, claves culturales, asuntos políticos y económicos, sumados a datos demográficos y sociales del destino a visitar.

“Grecia es mucho más que ese país donde el sol caliente, el mar azul profundo y esas islas de callejuelas estrechas y casas blancas obran como imán turístico desde hace mucho tiempo. La historia, el pasado, la belleza, lo sublime, el relato, lo mitológico, la poesía, la música, la comedia, la tragedia, la astrología, las crisis, las preguntas por el sentido de las cosas. También todo eso forma parte del paisaje helénico”, señaló Watson.

El itinerario comienza en Atenas, única urbe capaz de rivalizar con Roma y Jerusalén por su glorioso pasado y su influencia sobre la civilización occidental. Tras dormir en Delfos, el circuito da una vuelta completa al Peloponeso, península mágica y de luz resplandeciente, rica en historia y paisajes.

Se visitan antiguos emplazamientos griegos como Olimpia, Epidauro, Corinto y Micenas, las encantadoras ciudades amuralladas de Monemvasía o Nauplia, suntuosos palacios y fantasmagóricos monasterios bizantinos en Mistrá. Las últimas cuatro jornadas la propuesta es descansar en la isla de Rodas, que evoca la época de los caballeros cruzados. Su capital y puerto es posiblemente el mejor ejemplo sobreviviente en todo el planeta de una ciudad medieval fortificada.

Delfos es un sitio arqueológico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Antiguamente era el lugar del oráculo de Delfos
Delfos es un sitio arqueológico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Antiguamente era el lugar del oráculo de Delfos

“Somos historiadores, pero también urbanitas. Todos nuestros itinerarios interactúan fuertemente con el entorno, para que nuestros viajeros saquen ventaja a los días que pasan en cada sitio”. Por ello el itinerario que Eternautas diseñó por los Alpes, Selva Negra y Alsacia presta mucha atención a las diferencias geográficas y culturales entre la Alta Austria, la región bávara y los valles del Rin.

“El primer tramo está impregnado por una atmósfera musical, el segundo por esa tradición oral francogermana que se plasmó en literaturas como la de los Hermanos Grimm, y la tercera convoca al espíritu del Renacimiento alemán”, indicó el historiador y agente de viajes.

El ambiente barroco de las calles, plazas y palacios de Salzburgo es el primer punto del itinerario, antes de recorrer la impactante región lacustre que la rodea, el Salzkammergut. Múnich mantiene vivas pasiones alemanas como el arte, los automóviles, las salchichas y la cerveza. En la Selva Negra, los pueblos de Friburgo y Riquewihr parecen detenidos en el tiempo. Y Estrasburgo, ciudad del entendimiento entre Francia y Alemania, anticipa la elegancia y el encanto romántico de Heidelberg y del valle superior del Medio Rin, que fluye entre decenas de castillos y viñedos. Maguncia es el último punto del recorrido.

Paisaje de Múnich. La ciudad alemana mantiene vivas pasiones alemanas como el arte, los automóviles, las salchichas y la cerveza
Paisaje de Múnich. La ciudad alemana mantiene vivas pasiones alemanas como el arte, los automóviles, las salchichas y la cerveza

Eternautas propone un recorrido ideal para todo turista dispuesto a convertirse en un viajero inquieto, curioso y seguro. Con las ventajas que tiene hacerlo en grupo, pero sin tener que sufrir las incomodidades que generan algunos paquetes turísticos.

Para más información: Eternautas Viajes Históricos. Av. Pte. Julio A. Roca 584, 7° (CABA)

Tel: +54 11 5031.9916 / 11.4173.1078 I viajes@eternautas.com I www.eternautas.tur.ar

E.V.T. Leg. Nº 10869 Res. 25/03



Source link