Gracias a un operativo internacional de inteligencia conjunto, la Argentina y Paraguay le perpetraron un fuerte golpe al narcotráfico. Este viernes se concretó un operativo que tiene como objetivo el secuestro de varias toneladas de marihuana y la destrucción de plantaciones y campamentos donde se cultivaba la droga que tenía como destino final el mercado argentino.

La Agencia Federal de Inteligencia y la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) de Paraguay iniciaron el 20 de septiembre un procedimiento secreto en los departamentos de Itapúa y Caazapá, en Paraguay, que les permitió descubrir amplias zonas de producción de marihuana destinada al narcotráfico internacional. Fuentes de la investigación consultadas por Infobae, señalaron que la mayor parte de la producción de cannabis fue emplazada en el Parque San Rafael.

Noticia en desarrollo



Source link