María Eugenia Vidal (Télam)
María Eugenia Vidal (Télam)

La niebla y la inflación. La inflación y la niebla. Los dos temas monopolizaron buen parte de las charlas de los empresarios argentinos presentes en la apertura de la edición 54 del Coloquio de Idea, que comenzó hoy en esta ciudad. El fenómeno climático porque obligó a cancelar varios vuelos y complicó mucho la llegada, y el dato que difundió el Indec -6,5% para el mes de septiembre, la más alta de los dos últimos años- porque aunque conocido, o al menos intuido por la mayoría, no dejó de impactar. Igual, la pulseada la ganó la inflación.

La apertura del evento estuvo a cargo de Javier Goñi, presidente de Idea y gerente general de Ledesma. Luego habló la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

El que llegó temprano al cóctel inaugural fue uno de los protagonistas del día: Jorge Todesca. El titular del Indec aseguró que no cree que el número que difundió ayer su organismo haya sorprendido al Gobierno. “Lo que es lamentable para todos es la aceleración devaluatoria que generó este impulso inflacionario”, dijo. Cuando le preguntaron si creía que la inflación seguirá alta respondió: “No sé, espero que no”.

Jorge Todesca, titular del Indec (Fotos: Christian Heit)
Jorge Todesca, titular del Indec (Fotos: Christian Heit)

Corriendo por las escaleras para no llegar tarde a la cena, Infobae sorprendió al director de cine Juan José Campanella, uno de los participantes del panel “La película argentina”. “Pero por qué el número de hoy es una noticia si se está anunciado hace un mes y medio. Y ya se sabe que la del mes que viene será de 5%, más o menos. Es una noticia ya anunciada”, se preguntó. “Me gustaría no tener inflación, pero está. Es importante que cada uno dilucide con quién está desilusionado o decepcionado, hay que distinguir bien. Son momentos en los que las emociones corren libres y salvajes y hay que meterle un poco de cabeza al tema”, pidió.

Entre sofisticados canapés, chupitos con ceviche y buen vino, otro de los temas del evento fue la cancelación del Salón del Automóvil 2019, confirmada ayer por ADEFA . “La cosa no está para hacerlo. El año que viene se van a vender 700.000 autos. No está bien el clima”, aseguró en off the record un importante ejecutivo de una automotriz.

A metros de ahí, Miguel Ángel Rodríguez, presidente de Sinteplast movía la cabeza con gesto de resignación cuando se le preguntaba por la inflación. “Los números de hoy son realistas, no nos gustan, pero son reales. La verdad, podrían haber sido peores. Ya va a haber cuatro puntos de corrida para la inflación de octubre. El contexto general es difícil, sobre todo las tasas, la falta de financiamiento y la falta de crédito”, dijo y agregó: “La incertidumbre política no ayuda a poder arreglar rápidamente la macro. Y así no se puede pensar en inversión, crédito, capital de trabajo o exportación”.

En la cena (lomo, puré y papines), Infobae compartió mesa con tres altos ejecutivos: Claudio Belocopit, presidente de Swiss Medical Group; Federico Rava, presidente ejecutivo de Telefónica de Argentina; y Juan Vaquer, presidente de Dupont Argentina, entre otros. Cuando no, la economía fue el eje de la comida. “El contexto es difícil, está complicadísimo. Todo lo demás es verso”, le dijo enfático a este medio Belocopit. “Todos apostamos a salir, pero no se sale con voluntarismo ni verso. Hay que entender la realidad. Sabíamos la situación de la inflación que venía, es la consecuencia de algo que se fue de las manos. La inflación es un cáncer. Defendí con uñas y dientes a este Gobierno, y sigo apostando por ellos, pero no se puede negar la realidad”, destacó.

Juan José Campanella
Juan José Campanella

Rava, en tanto, cree que la economía está en un encrucijada para resolver temas estructurales y que la crisis es una oportunidad para reinventarse. “La inflación es un tema de conversación de hoy, es verdad, pero hay que mirar la tendencia. ¿Qué va a pasar con esa tendencia? No sé… sería como hablar en medio de la niebla de Mar del Plata de hoy. Las elecciones en Brasil no son un tema menor para nuestra macro. Y la combinación de un año electoral suma condimentos”, reconoce.

Vaquer, de Dupont, destacó los diversos impactos de la devaluación, con algunos sectores que ganan dinamismo y otros, como el consumo masivo, que se desaceleraron. “Nadie puede alegrarse con una inflación tan alta porque complica todo. Pero esto tiene que mostrarnos que hay que hacer las cosas, por más complejas y dolorosas que sean. Tenemos que aprender como sociedad que no podemos tener déficit”, afirmó.

En la mesa de al lado, Darío Werthein y Juan Napoli, presidente del Banco de Valores, se saludaron con un abrazo y luego compartieron sus opiniones de manera conjunta con Infobae. “La inflación es muy preocupante. Hay que ver sin baja con el plan. Veo muy golpeada a la cadena de pagos de las pymes. Esta recesión hay que pasarla y no hay fórmula. Creo que hay que ayudar a las pymes, flexibilizar pagos y tratar de minimizar el impacto”, dijo el accionista del Grupo W.

Javier Goñi (Christian Heit)
Javier Goñi (Christian Heit)

“Es muy complejo el contexto. Se habla de una inflación de al menos 4% para el mes que viene y de dos para el último mes del año. Sería un ‘éxito’. El desafío es que baje la tasa, pero ayer la Lebac subió 10 puntos. Para las empresas que necesitan financiamiento es muy complejo. Si bien nadie puede tener el momento exacto, creo que la recesión va a durar por lo menos tres meses más”, agregó el agente de bolsa.

Apurado por el comienzo del último panel de la noche, el de los directores de cine, Juan Curuchet, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, expresaba que es inevitable que luego de una devaluación importante haya traslado a precios. “Esperábamos un número alto, de esta magnitud. El mes que viene será alto y luego se va a advertir el camino descendente. El programa monetario es un partido que hay que jugar, pero vamos por el minuto 10. Las medidas contractivas están dando sus frutos”, cerró.

“El clima no es malo, pero la economía pesa mucho”, había reconoció un miembro de IDEA en la previa. “Por suerte, está Vidal en la apertura. A los empresarios le encanta escucharla”. Tuvo razón. La gobernadora habló de liderazgo, de política, de gestión e incluso bromeó con su separación. El establishment la aplaudió de pie.



Source link