A más de un año de desaparecer del ojo público tras recibir numerosas acusaciones de abuso sexual, Kevin Spacey ha regresado, pero lo hizo en la piel de su popular y temido personaje de Frank Underwood de House Of Cards para romper el silencio sobre las acusaciones en su contra por agresión sexual y su salida de la serie.

En un video, publicado en sus redes oficiales y titulado como “Let Me Be Frank” (‘Déjame Ser Franco’, haciendo juego de palabras con el nombre de su rol), Spacey adopta su conocido monólogo mirando hacia la cámara, defendiéndose tanto de las acusaciones en su contra como criticando el final de la última temporada de la aclamada ficción. 

Spacey, uno de los hombres más importantes del cine en perder su carrera por el el movimiento #MeToo, fue despedido del programa de Netflix y eliminado de la película Todo el dinero del mundo después de que numerosos hombres lo acusaran de acoso sexual.

“Confiaste en mí a pesar de que sabías que no deberías”, dice Spacey en el video, filmado mientras cocina. “Así que no hemos terminado, no importa lo que digan los demás. Y además, sé lo que quieres. Me quieres de vuelta”, dice mirando a cámara.

Si bien se entiende que Spacey está interpretando a Underwood, muchos de sus comentarios son en referencia a las acusaciones que recibió, recalcando que “si no tomé responsabilidad por los crímenes que cometí, no lo haré por aquellos que ni siquiera realicé”.

El video generó furia entre los usuarios que consideraron que demuestra no tener remordimiento y hasta utiliza un tono desafiante. Su forma de reaparecer generó indignación.

Spacey continúa mirando a la cámara al estilo de su personaje que rompe la cuarta pared. “Por supuesto, algunos lo creen todo y han estado esperando con gran expectación para escucharme confesarlo todo”, dice. “Solo se mueren por escucharme decir que todo es verdad y obtuve lo que merecía. ¿No sería eso fácil? “

El actor asegura que que recibió un “impeachment sin un juicio”. Finalmente, se pone el anillo de Underwood y asegura: “Nunca me vieron morir realmente ¿O sí?”.

Spacey fue acusado por primera vez en octubre de 2017 por parte del actor Anthony Rapp quien denunció que Spacey trató de agredirlo sexualmente cuando era menor de edad.

El ganador del Oscar dijo no recordar dicha situación y aprovechó el momento para revelar que era gay para así desviar la atención, pero no lo consiguió y recibió la condena pública.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El rotundo fracaso de Kevin Spacey el día del estreno de su última película: recaudó apenas 126 dólares



Source link