El tren de Kim Jong-un llega a la estación de Beijign (REUTERS/Jason Lee)
El tren de Kim Jong-un llega a la estación de Beijign (REUTERS/Jason Lee)

El dirigente norcoreano Kim Jong Un llegó a la estación de Beijing este martes para una visita a China en la que debía reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, informó la agencia surcoreana Yonhap.

La agencia publicó la foto del tren del dirigente norcoreano, de color verde oscuro con franjas amarillas, entrando en la estación a las 10H55 (02H55 GMT).

Kim se desplazó a China en las últimas horas, para una visita que se extenderá hasta el jueves, invitado por las autoridades de Beijing, según informes de medios estatales norcoreanos citados por Yonhap.

La visita de Kim fue confirmada horas después de que se desataran rumores sobre su posible viaje a China por el misterioso trayecto de un tren que cruzó la frontera transportando un alto funcionario del régimen de Pyonyang.

Kim realiza su gira después de que, según reportes, funcionarios de Estados Unidos y Corea del Norte se reunieron en Vietnam para evaluar la posible ubicación de un segundo encuentro entre Kim y Trump mientras ambos países intentan llegar a un acuerdo sobre los planes de la nación asiática de desarrollar un arsenal nuclear.

Kim Jong Un y su esposa Ri Sol Ju inspeccionan una guardia de honor antes de partir para China (KCNA via REUTERS)
Kim Jong Un y su esposa Ri Sol Ju inspeccionan una guardia de honor antes de partir para China (KCNA via REUTERS)

Washington y Pyongyang parecieron estar cerca de librar una guerra durante ciertos momentos de 2017, cuando Corea del Norte realizó una serie de pruebas, cada vez más potentes, de misiles de largo alcance que estuvieron sumamente cerca de conseguir su objetivo de algún día alcanzar con armas atómicas cualquier punto de Estados Unidos continental.

Ante el posible temor de los efectos sobre la maltrecha economía norcoreana de las devastadoras sanciones externas, impuestas debido a sus pruebas de armas, súbitamente Kim recurrió a la diplomacia con Seúl y Washington el año pasado. Además en tres ocasiones visitó China, el principal aliado comercial de Corea del Norte y un importante mediador ante la presión de Estados Unidos.

Pero incluso después del encuentro sin precedentes que sostuvieron Kim y Trump en Singapur en junio pasado —el primero entre líderes de ambas naciones—, no se han logrado grandes avances en materia de desarme nuclear.

(Con información de EFE y AP)



Source link