La industria automotriz es uno de los sectores muy afectados por la devaluación, inflación y encarecimiento del crédito para consumo
La industria automotriz es uno de los sectores muy afectados por la devaluación, inflación y encarecimiento del crédito para consumo

La actividad económica creció en julio 0,6% respecto de igual mes de 2018; y 1,2% en comparación con junio, en ese caso en valores corregidos por estacionalidad, informó el Indec.

En otro escenario, esos datos oficiales podrían haber generado optimismo, si no se supiera que en agosto esta pequeña reactivación quedó frustrada, tras el resultado de las PASO, porque el mal humor de los inversores disparó un nuevo salto cambiario, con aceleración de la inflación que hizo deprimir el consumo y las expectativas de los empresarios para el resto del año.

De ahí que los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del séptimo mes del año pasaron a ser una anécdota, y ya ninguna de las consultoras de la City espera un tercer y cuarto trimestre con signo positivo, habida cuenta del severo receso que mantienen la industria, la construcción y el comercio.

Los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del séptimo mes del año pasaron a ser una anécdota, y ya ninguna de las consultoras de la City espera un tercer y cuarto trimestre con signo positivo

Los últimos datos informados por el organismo estadístico mostraron una economía que cayó 0,4% en junio respecto de mayo y una variación nula frente al mismo mes del año pasado. Las cifras del quinto mes habían sido incluso más auspiciosas, ya que habían mostrado una suba interanual de 2,6% y de 0,4% respecto de abril. Ese mes tuvo el claro efecto de la cosecha gruesa, que también se había percibido en abril, con una suba de 0,8% en la medición desestacionalizada.

La economía había entrado, aunque con sus altibajos, en una senda positiva, que terminaría de concretarse entre el tercer y cuarto trimestre del año. Con la fuerte devaluación de agosto, el proceso se vio interrumpido, y lo que parecía sería el inicio de una nueva fase expansiva se convirtió en una profundización de la recesión.

Interrupción de un mini ciclo alcista

Hasta antes de las PASO se prevía que los datos del EMAE de julio iban a resultar alentadores debido a que la industria y la construcción mostraron cifras en alza ese mes respecto del período anterior, principalmente por efecto de la muy baja base de comparación. Mientras que la actividad manufacturera trepó 3% respecto de junio, la construcción subió 3,3%. En la medición interanual, ambos rubros mostraron caídas, aunque mucho menores que las que venían registrando en los meses previos.

Pero los datos de actividad manufacturera que ya dieron a conocer algunas consultoras privadas anticiparon una nueva profundización de la caída interanual. Según el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, la industria se derrumbó 3% en agosto.

En desarrollo



Source link