Uno se respalda en el trabajo y nosotros llevamos muchos años en este club como para…”. Marcelo Gallardo corta el hilo. Se rasca el cuello, levanta la vista. Un teléfono móvil suena y quiebra su concentración, busca detectarlo, en silencio. Encuentra la fuente del ruido. Se rasca detrás del oído derecho, síntoma de inquietud. Toma aire… Y suelta la broma/amonestación.

“¡Multa para la señora!”, dice en voz alta, con entonación de maestro, y rompe el momento incómodo despertando algunas sonrisas. La escena se dio durante la conferencia de prensa que el director técnico de River brindó en el estadio Monumental, la primera luego del 2-2 ante Boca en la Superfinal de ida de la Copa Libertadores, que él tuvo que observar desde Núñez por la sanción de la Conmebol.

Sí, aunque el foco está puesto en la definición más vibrante de la que se tenga memoria, un Superclásico por la corona de América, hay detalles que al Muñeco lo pueden. Por ejemplo, el sonido de un teléfono interrumpiendo. Por eso, existen reglas de convivencia que se cumplen a rajatabla en la intimidad del plantel del Millonario.

Por ejemplo, durante las concentraciones, en el almuerzo o la cena, los futbolistas y el cuerpo técnico tienen que despojarse de los dispositivos. Y para el que no cumple, hay multa. La que le hubiera correspondido a la periodista, claro, si estuviera bajo la tutela de Marcelo Gallardo.

SEGUÍ LEYENDO:

El primer penal VAR de los Mundiales y otras 5 grandes polémicas en la carrera de Andrés Cunha, el árbitro de la final River vs Boca

Conmebol rechazó la apelación de River por el caso Gallardo



Source link