Emma Coronel Aispuro ha sido una pieza fundamental en la vida de Joaquín “el Chapo” Guzmán tanto en lo sentimental, como en su actual situación legal durante el proceso judicial que se lleva a cabo en Estados Unidos.

Conforme transcurren los años, se le ha visto un radical cambio de figura y estilo, lejos ha quedado aquella joven delgada y tímida que se casó por la iglesia con el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, el narcotraficante más famoso de América Latina, después de Pablo Escobar.

Nació el 2 de julio de 1989 a las afueras de San Francisco, California, pero fue en México donde creció.

Hasta los 17 años su vida fue como cualquier otra joven. Cuando se coronó reina del Festival del Café y la Guayaba, en su pueblo de Canelas, el capo centró su atención en ella.

Ha contado que el Chapo visitaba la casa de sus padres. Fuentes anónimas aseguran que su padre Inés Coronel Barreras (capturado en Agua Prieta, Sonora en abril de 2013) trabajaba ya para el líder narco. Incluso se llegó a comentar que uno de sus hermanos era su piloto personal de avionetas.

A pesar de que ella tenía novio, el Chapo la fue conquistando con detalles e invitaciones a bailar, frecuentándola y, finalmente, enamorándola.

Cuando cumplió los 18 años se casó por la iglesia con Guzmán Loera, quien tenía 52. Él la impulsó a seguir estudiando, por lo que después de la preparatoria ingresó a la carrera en comunicación. Nunca ejerció, pero ha declarado admirar esa profesión.

Cuatro años después de su boda, en agosto de 2011, nacieron sus hijas mellizas María Joaquina y Emalí Guadalupe en Estados Unidos, convenientemente dejó en blanco los formularios donde pedían información correspondiente al padre.

Algunas fuentes calculan que el líder del Cártel de Sinaloa tiene alrededor de 16 hijos, sin embargo, Emma ha soportado con paciencia cada escándalo de amoríos que le atribuyen a su marido.

A sus 29 años, Coronel luce muy diferente, ya como madre y esposa se le ha visto con grandes cambios en su cuerpo y cara, muy al estilo de las buchonas (término para referirse a las mujeres del narco) con exhuberantes curvas y diminuta cintura que atraen la mirada por donde pase, incluso ha sido comparada con Kim Kardashian.

Y ha marcado estilo y tendencia, por ser la reina del Chapo y su vocera, incluso en Youtube hay tutoriales de belleza que detallan cómo imitar su look.

Pero más allá de ser sólo su esposa, hay quienes la ubican como figura trascendental para el capo por fungir como publirrelacionista y abogando por sus intereses muy cerca de sus abogados.

A pesar de tener por años un perfil bajo, en los últimos cuatro se ha encargado de ofrecer entrevistas a algunas televisoras internacionales hispanas, dar declaraciones respecto a la salud del capo, ofrecer detalles sobre las audiencias y dejarse ver en selfies muy sexy.

Y es que el verdadero poder mediático que ella atrae puede ser una estrategia también para generar simpatía y atención. Sobre el poder económico que pudiera tener, se ha encargado de desmentirlo y ha asegurado que ella no tiene cuentas millonarias”.

Sea cual sea la verdad, Emma se ha encargado de hacer referencia al padre de sus hijos como “su único amor”, incluso ha dicho que sería capaz de hacer por él lo que fuera y “seguirlo a donde sea”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Quién es Emma Coronel Aispuro, la bella esposa de “El Chapo” Guzmán que podría convertirse en el arma secreta de su defensa



Source link