Se anunció recientemente que el arma con la que se suicidó Vincent Van Gogh será subastada en París. Y, al igual que el pintor, también hay detrás una historia turbulenta. En julio de 1890, el famoso pintor Vincent Van Gogh se alojó en una posada de Auvers-sur-Oise, cerca de París. Sus costumbres eran muy sencillas: se despertaba y acudía a pintar a los campos de trigo cercanos y siempre regresaba antes del anochecer. Así desde mediados de mayo. Pero el 27 de julio no llegó hasta pasada las 9 de la noche, con una herida de bala en el estómago, asegurando que había intentado suicidarse, según el relato de Adeline Ravoux, la hija del posadero.

Dos días después Van Gogh fallecía por las heridas. El arma con la que se habría suicidado fue hallada en 1965 por un granjero en aquellos campos de trigo y se exhibió en el Museo Van Gogh de Ámsterdam. Conocida como pistolet à broche (en francés, pistola de husillo, este último es un tipo de tornillo), era un arma típica de la época y fue diseñada y fabricada por el armero francés Casimir Lefaucheux. Y Van Gogh no podría haber elegido un arma más inadecuada. La pistolet à broche no se tomaba en serio como un arma capaz de matar a nadie. De hecho era popular entre los comerciantes del siglo XIX para ahuyentar a ladrones: mucho ruido y pocas nueces.

Autorretrato de Vincent Van Gogh en el Musée d’Orsay, París
Autorretrato de Vincent Van Gogh en el Musée d’Orsay, París

“Su limitada potencia de fuego ofrece una posible explicación de por qué la bala disparada a una distancia tan corta rebotó en la caja torácica de Van Gogh -explica el Museo de Van Gogh, donde se exhibió el arma-. La
bala fue desviada hacia abajo y se ubicó en un sitio demasiado arriesgado para ser extraída sin un peligro considerable, razón por la cual Van Gogh murió de sus heridas unas 30 horas después”. El Lefaucheux de siete milímetro es, según los expertos, el arma más famosa en la historia del arte y el granjero se la entregó a los herederos de Adeline Ravoux, quienes la van a subastar.

¿Cómo se sabe que es esta el arma? Son varios los indicadores que permiten afirmarlo. Primero, la bala que le extrajo el doctor Paul-Ferdinand Gachet, tenía el mismo calibre que el del revólver Lefaucheux. Segundo, las pruebas técnicas realizadas en el arma han demostrado que se usó e indican que permaneció en el mismo sitio por un período que coincidiría con 1890.

Los expertos indican que el precio de salida será superior a los 60.000 euros. Una cifra que no parece muy alta si tenemos en cuenta otras armas famosas subastadas, como la Golden Walther de Adolf Hitler se subastó por el doble, la Colt 45 de Wyatt Earp, que se vendió por más de 200.000 euros o las pistolas Flintlock, de Simón Bolívar, que sobrepasaron el millón y medio de euros.



Source link