Las declaraciones de Wilmar Barrios sobre la serie que se viene entre Boca y River

Pasó el primer partido de la nueva trilogía que tiene como protagonistas a Boca y River. Después del empate sin goles por la Superliga, ahora habrá que esperar hasta el martes 1 de octubre para volver a verlos en el estadio Monumental, en lo que será el enfrentamiento de ida por las semifinales de la Copa Libertadores de América.

En lo que será la antesala de la serie por el máximo torneo de clubes de Sudamérica, futbolistas históricos o con pasado reciente de cada club ya comenzaron a pronunciarse sobre lo sucedido el domingo pasado en Núñez y también analizando lo que vendrá. Así fue el caso de uno de los jugadores que participó de la final que se jugó en Madrid y que dejó al Xeneize para irse a jugar al fútbol europeo.

Una postal del triunfo de River en Madrid (REUTERS/Javier Barbancho)
Una postal del triunfo de River en Madrid (REUTERS/Javier Barbancho)

En Miami, convocado para jugar la ventana FIFA de amistosos internacionales con su selección, Wilmar Barrios dejó un controvertida frase sobre una nueva edición del superclásico que se viene por la Libertadores. “Es un partido a muerte, es una guerra”, mencionó el mediocampista colombiano cuando fue consultado por la versión 2019 del Boca-River copero, en una clásica alusión que se utiliza en el mundo del fútbol para graficar lo que será una batalla deportiva que nada tiene que ver con un conflicto bélico.

Barrios fue justamente uno de los futbolistas apuntados después de la finalísima que se jugó el 9 de diciembre pasado en la capital española. Con el partido igualado 1-1, en el primer minuto del tiempo suplementario, el volante colombiano le cometió una dura infracción a Exequiel Palacios en la mitad del campo de juego del Santiago Bernabéu, lo que provocó que el árbitro del encuentro, el uruguayo Andrés Cunha, le saque la segunda tarjeta amarilla y lo expulsara de la final que terminaría 3-1 en favor del Millonario.

La expulsión de Barrios en la final de Madrid

Después de lo sucedido en Madrid, Wilmar expresó públicamente su deseo de cambiar de aire y dejar el club de la Ribera. En enero de este año, antes del comienzo de la temporada, el Zenit de Rusia hizo oficial la contratación del mediocampista colombiano a cambio de una cifra cercana a los 18 millones de euros.

Con la camiseta del Xeneize, Barrios disputó 67 partidos en dos años y medio en el club. Llegó a mediados de 2016 proveniente del Deportes Tolima. A pesar de haber comenzado como suplente, los fanáticos de Boca lo adoptaron rápidamente como uno de sus jugadores predilectos.

Su buen nivel llevó a Guillermo Barros Schelotto a incluirlo entre los titulares, para transformarse luego en una de las piezas clave del equipo que se consagró con el título de Primera División 2016/17 y en la Superliga 2017/18.

Wilmar Barrios jugó su último partido con la camiseta de Boca en la final de la Copa Libertadores 2018 (REUTERS/Paul Hanna)
Wilmar Barrios jugó su último partido con la camiseta de Boca en la final de la Copa Libertadores 2018 (REUTERS/Paul Hanna)

Después de participar con Colombia de la Copa América, el entrenador portugués Carlos Queiroz lo citó para los amistosos que tendrá el seleccionado en Estados Unidos: el viernes frente a Brasil, en Miami, y el próximo martes 10 ante Venezuela, en la ciudad de Tampa.

SEGUÍ LEYENDO:

Pinino Mas comparó a Boca con Sacachispas y el club de Villa Soldati le contestó con una “dura advertencia”

El video viral de Riquelme con el que los hinchas de Boca les responden a las críticas de River por el planteo en el Monumental



Source link