Nicolás De La Cruz se alistaba para ser titular mañana ante Cerro Porteño (Reuters)
Nicolás De La Cruz se alistaba para ser titular mañana ante Cerro Porteño (Reuters)

La tranquilidad con la que River se encontraba en Paraguay para afrontar mañana el partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cerro Porteño se vio afectada por una inesperada noticia: la detención de Nicolás De La Cruz.

El 15 de febrero de 2016, el entonces fiscal Emilio Fuster, imputó a cinco futbolistas de Liverpool de Uruguay (Oscar Nicolás Cáceres Núñez, Santiago Nicolás Laport Trinidad, Emanuel Franco González Da Luz, Lautaro Valentín De Amores Espino y el actual hombre del millonario, Diego Nicolás De La Cruz Arcosa) por violencia contra el suboficial primero Fabián Olmedo y el oficial primero Fernando de Vooght tras un encuentro en el Defensores del Chaco ante San Pablo en el marco de la final de la Copa Libertadores Sub 20.

En diálogo con ABC TV, el ex fiscal explicó los motivos por los cuales los jugadores no llegaron a comparecer ante la fiscalía: “Esto ocurrió en horas de la noche y yo recibí el caso a las diez de la mañana del día siguiente, pero ellos ya habían abandonado el país a las ocho”.

El fiscal Juan Carlos Ruiz se refirió a la situación de Nicolás De La Cruz

Como la imputación por violencia sigue vigente, el fiscal Juan Carlos Ruiz ordenó la detención del mediocampista. “Se ha ordenado la detención y resuelto por el juzgado su rebeldía. En la última hora habría ingresado a territorio paraguayo, por lo que yo ordeno nuevamente la detención para su comparecencia ante mi unidad fiscal“, confirmó el funcionario judicial.

La Policía se trasladó al hotel Bourboun de la ciudad de Luque, donde River se encuentra hospedado, para detener al deportista y llevarlo a la fiscalía.

Durante esa mencionada final Sub 20, De La Cruz fue expulsado en tiempo reglamentario y junto a otros cuatro compañeros, agredió a un oficial. El hombre de River es acusado por haber pateado al suboficial primero Fabián Olmedo.

El ingreso de la policía paraguaya al hotel donde se hospeda River

“No será esposado porque no es un criminal, no es un detenido común”, advirtió el comisario a cargo del operativo, Rubén Paredes, durante los minutos previos a llevar a cabo la orden judicial.

No obstante, en diálogo con Sportia, programa que se emite por TyC Sports, el fiscal Ruiz confirmó que esto no le imposibilitará jugar mañana contra Cerro Porteño.

“El siguiente paso es ponerlo a disposición del juzgado para que determine lo que considera necesario. Yo voy a analizar. No olvidemos que se trata de un hecho punible de delito, lo que le permite que él continúe gozando de libertad, pero que asegure su sujeción al proceso”, declaró.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El polémico partido por el que fue detenido Nicolás De La Cruz y el mensaje del jugador tras la presunta agresión

Los secretos de la “revolución” en las inferiores de River que Gallardo promueve para dejar su mayor legado

El provocador anuncio contra River de uno de los principales auspiciantes de Cerro Porteño



Source link