Tal como había anunciado el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en la tarde de este martes llegaron las lluvias a la Capital Federal para apaciguar la temperatura que en el agobiante primer día del año escaló hasta los 33 grados, con una térmica superior a los 40 grados. Según la alerta a corto plazo del organismo, hay posibilidad de caída de granizo para varios puntos del Gran Buenos Aires.

El aviso rige para las localidades de Azul, Brandsen, Castelli, Chascomús, Coronel Pringles, Dolores, General Belgrano, General Paz, General Lamadrid, Las Flores, Lezama, Magdalena, Pila, Punta Indio, San Miguel del Monte, Tordillo, 25 de Mayo, 9 de Julio, Bolivar, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Hipolito Yrigoyen, Laprida, Lincoln, Olavarría, Pehuajó y Trenque Lauquen.

Por su parte en las ciudades de Ayacucho, Balcarce, Benito Juarez, Loberia, Necochea y Tandil se esperan lluvias intensas con ráfagas.

El ente meteorológico informó además que una masa de aire cálido, muy húmedo e inestable prevalece en la región central del país. Se prevén lluvias de variada intensidad para el este de Mendoza, sur de Córdoba, norte de La Pampa, centro y sur de San Luis, y sur de Santa Fe.

De acuerdo al pronóstico para lo que resta de la jornada en la Ciudad de Buenos Aires se espera un cielo parcialmente nublado o nublado, con probabilidad de precipitaciones y tormentas, algunas fuertes, más un marcado descenso de temperatura.

Para mañana, en tanto, se prevé una baja probabilidad de precipitaciones por la mañana, mejorando el tiempo hacia la noche. Con vientos regulares del sector sur, con ráfagas. La térmica oscilará entre los 16 y 25 grados.

Las buenas condiciones se mantendrán durante el viernes, con cielo algo nublado, vientos leves de direcciones variables y 16 grados de mínima y 25 de máxima.



Source link