(Video: Especial)

Con globos blancos, flores y veladoras, familiares, amigos y vecinos de las víctimas del colegio Enrique Rébsamen recordaron el día en que 19 niños y siete adultos perdieron la vida.

Los padres de los niños y gente cercana organizaron una misa frente los escombros de lo que alguna vez un kinder, primaria y secundaria, para eso cerraron la calle Rancho Tamboreo casi en la esquina con Las Brujas, al sur de la Ciudad de México.

Improvisaron un pequeño altar sobre una mesa donde colocaron fotografías de los menores que perdieron la vida, botellas de agua bendita y veladoras. Mencionaron los nombres de las víctimas una a una.

La misa fue oficiada por el padre Luis Barrera Flores, quien pidió a los deudos “perdonar y seguir adelante”. El párroco no perdió la oportunidad de decir que el desastre fue a causa de una irregularidad y por ello debe ser sancionada, pero dijo a los familiares que sanar es mucho más fácil desde el perdón.

Familiares colocaron coronas de flores con los nombres de las víctimas del colegio Rébsamen (Foto: Cuartoscuro)
Familiares colocaron coronas de flores con los nombres de las víctimas del colegio Rébsamen (Foto: Cuartoscuro)

El religioso dirigió la misa en torno a las irregularidades de la construcción que provocaron el colapso de la escuela el 19 de septiembre de 2017, ese día un temblor de magnitud 7.1 sacudió el centro de México.

“Qué fuertes son los intereses de grupo, qué fuertes son los intereses del poder, qué fuertes son aquellos motivos que permiten dividir a la sociedad para controlarla, engañarla, pero qué fuerte es el amor que reconociendo esto todo lo perdona“, les dijo el cura a todos los presentes.

Más información: El otro terremoto: la vida después del 19-S

Algunos de los padres hablaron después de la misa y dejaron en claro que seguirán en su lucha por exigir justicia bajo la premisa “ni perdón ni olvido”. Sobre las maderas que tapan el perímetro donde estuvo la escuela colocaron coronas de flores, ramos de rosas y veladoras.

El número de víctimas pudo ser mayor, pero lograron rescatar a 11 estudiantes de los escombros de dos edificios. De los siete adultos que fallecieron, una era trabajadora de intendencia, su nombre era María Reina Dávila y tenía 32 años. Su cuerpo fue sacado de los escombro cinco días después del sismo.

Frente a lo que alguna vez fue el colegio Rébsamen, familiares, vecinos y amigos realizaron una misa para recordar los dos años del sismo donde 26 personas, 19 de ellos niños, perdieron la vida en el lugar (Foto: Cuartoscuro)
Frente a lo que alguna vez fue el colegio Rébsamen, familiares, vecinos y amigos realizaron una misa para recordar los dos años del sismo donde 26 personas, 19 de ellos niños, perdieron la vida en el lugar (Foto: Cuartoscuro)

La Secretaría de Obras de la Ciudad de México terminó el año pasado de demoler el edificio que había colapsado parcialmente y se llevó el cascajo de la estructura que se cayó totalmente.

Más información: Mapa de riesgo CDMX: los lugares más peligrosos en caso de sismo

Uno de los edificios del colegio Rébsamen siguen en pie, sostenido por vigas de acero y tubos de metal que fueron colados durante las labores de rescate, pero los daños son evidentes a simple vista. Algunas paredes están derruidas o tienen huecos de mas de la mitad del ancho del muro.

El caso legal

El caso del colegio Rébsamen sigue abierto a dos años del acontecimiento. Las inconsistencias en los permisos de construcción, así como omisiones por parte de las autoridades y de los dos Directores Responsables de Obra (DRO) fueron la  causa de la tragedia, de acuerdo con la autoridades.

Uno de los tres edificios que conformaban el colegio Rébsamen sigue en pie (Foto: Cuartoscuro)
Uno de los tres edificios que conformaban el colegio Rébsamen sigue en pie (Foto: Cuartoscuro)

La directora Mónica García Villegas es la principal pieza de la carpeta de investigación. Luego de no presentarse ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y desaparecer, giraron dos órdenes de aprehensión en su contra por homicidio culposo de 26 personas e irregularidades en los permisos de construcción.

Más información: Ya no hay ningún edificio: una crónica a flor de piel del 19S

Mónica García fue detenida el 11 de mayo de 2019 en un restaurante en Tlalpan, según la PGJCDMX. Pero según la defensa de la directora, ella se entregó de manera voluntaria. Actualmente, está en prisión preventiva en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla.

La PGJ todavía busca a los DRO Juan Apolinar Torales Iniesta, quien en junio de 2017 avaló que el colegio Rébsamen contaba con la constancia de seguridad estructural adecuada, Francisco Arturo Pérez Rodríguez y Juan Mario Velarde.



Source link