Matías Lammens y los candidatos porteños
Matías Lammens y los candidatos porteños

Los candidatos porteños del Frente de Todos se reunieron este jueves por la tarde con representantes de más de 150 clubes de barrios y prometieron apoyo a estas entidades que hoy en día se ven afectadas principalmente por el fuerte aumento de las tarifas de los servicios.

El acto, que estaba previsto para las 18, iba a ser la primera aparición en público del aspirante a jefe de Gobierno porteño Matías Lammens junto al candidato a presidente Alberto Fernández. Ambos ya habían difundido reuniones a través de las redes sociales pero todavía no habían compartido un escenario frente a la militancia. Sin embargo, la ocupada agenda del compañero de fórmula de Cristina Kirchner y las complicaciones con el tránsito le impidieron llegar a tiempo a la cita.

Ya demorados, y con el resto de los integrantes de la boleta esperando, finalmente se decidió iniciar la actividad sin la figura principal. Cuando Matías Lammens y su compañera de fórmula, Gisela Marziotta, subieron al escenario -seguidos por el candidato a senador Mariano Recalde y los aspirantes a diputados Pino Solanas, Paula Penacca, Itai Hagman y Victoria Donda– inmediatamente fueron recibidos con el infaltable “Oh, vamos a volver”.

“Vamos a volver para ser mejores, como dice Alberto”, fueron las primeras palabras de Marziotta, quien hizo de presentadora. También subieron a la tarima los candidatos a legisladores Claudia Neira, Claudio Ferreño, Ofelia Fernández y Claudio Morresi.

Tras una breve introducción en la que Marziotta destacó la importancia de la función social que cumplen los clubes, el presidente de Villa Mitre hizo entrega de una carpeta con las principales preocupaciones y problemas que afrontan las entidades barriales. También le obsequiaron una camiseta al presidente de San Lorenzo y se llevaron un reto en público por haber dejado afuera a la compañera de fórmula. “Claro, como soy mujer no me dan camiseta. Cómo cuesta, eh”, le recriminó Marziotta con una sonrisa.

Cuando fue su turno al micrófono, Lammens se declaró “uno más” entre los presentes por provenir del mundo de los clubes y conocer de primera mano las complicaciones que enfrentan.

Hay muchos chicos que terminarían en la calle si no fuera por los clubes, eso sí es peligroso. Nosotros nos comprometemos a trabajar con ustedes, el Estado debe articular con los clubes, apoyarlos y generar una asociación estratégica. Para nosotros va a ser una cuestión estratégica“, aseguró.

Luego, Lammens se dirigió a la militancia y pidió salir a convencer “uno por uno” a los que faltan para lograr “sorprender” a todos el domingo 11 de agosto. “Quieren que votemos con bronca, pero tenemos que volver a votar con esperanza“, fue el mensaje final del candidato.

Curiosamente, a pesar de contar con la presencia de las figuras más destacadas de la boleta porteña, Lammens y Marziotta fueron los únicos oradores del breve acto. Según explicaron a Infobae los encargados de la campaña, el objetivo era focalizar en los dos principales candidatos para terminar de instalarlos. Especialmente teniendo en cuenta que la falta de conocimiento es uno de los mayores problemas que deben superar.

“La fórmula presidencial es la locomotora que tracciona todo y en el ballotage vamos a hacer una muy buena elección, mucho más que el 22% que hemos sacado en el pasado porque la polarización los beneficia a ellos (Juntos por un Cambio) pero también a nosotros”, se entusiasmaba uno de los responsables de la campaña porteña.

Consultado por Infobae en la previa del acto, el candidato a senador Mariano Recalde reconoció que el Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires viene corriendo “desde abajo, pero creciendo”.

“Tenemos la ventaja de que la realidad está de nuestro lado y al gobierno le conviene una campaña corta porque cuando se debaten los temas importantes pierden votos”, evaluó el ex presidente de Aerolíneas Argentinas.

En esa línea, Recalde también se refirió al desafío que le propuso a Martín Lousteau para un debate público sobre las problemáticas porteñas: “Se ve que no tenía tantas ganas de debatir”, dijo con una sonrisa en referencia a la invitación que el candidato a senador de Juntos por un Cambio le había hecho a Axel Kicillof.

Finalmente, tras horas de anticipación, en menos de 30 minutos el acto estaba terminado; los candidatos se quedaron sacándose fotos con militantes y curiosos. Estos últimos días -adelantan- estarán cargados con apariciones públicas en los principales programas de radio y televisión para sumar la mayor cantidad de votos de cara a una elección nacional con final abierto.

SEGUÍ LEYENDO:

Matías Lammens: “No me quiero convertir nunca en un tipo que vive de la política”



Source link