Angélica Rivera trabajó 25 años como actriz en Televisa (Foto: Instagram angelicariverahurtado)
Angélica Rivera trabajó 25 años como actriz en Televisa (Foto: Instagram angelicariverahurtado)

Desde que dejó de ser la primera dama de México, los planes de Angélica Rivera apuntan a que quiere recuperar el cariño de su público, entre versiones que señalan una definitiva separación de su esposo, el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Después de poner en pausa 25 años de trayectoria como actriz de telenovelas de la cadena Televisa se ha dicho que la mexicana Angélica Rivera volvería a la televisión con un nuevo proyecto, aunque no en el corto plazo.

De ser cierto, y si lo hiciera con Televisa, se enfrentaría a buscar una recontratación de parte de la cadena mexicana que atraviesa por una crisis que se ha manifestado en la reducción de contratos millonarios para sus talentos principales y despidos masivos.

Angélica Rivera dejó su carrera como actriz para ser la primera dama de México (Foto: Instagram angelicariverahurtado)
Angélica Rivera dejó su carrera como actriz para ser la primera dama de México (Foto: Instagram angelicariverahurtado)

Mientras tanto, la empresa aprovechó el trabajo que dejó Rivera y sólo tres días después del final del sexenio de Peña Nieto reestrenaron “Destilando amor”, el melodrama que protagonizó con Eduardo Yáñez en 2007 y por el cual se le conoce como “Gaviota” (apodo del personaje ‘Teresa Hernández’), a través del canal de paga donde la cadena mexicana transmite telenovelas antiguas.

En entrevista para los presentadores del programa de farándula mexicano “Ventaneando”, Rivera confesó que ya le han ofrecido volver a la televisión, pero lo hará “cuando algo le guste”, y quizá hasta 2021.

Rivera les confirmó que piensa escribir un libro con sus memorias como esposa de un presidente mexicano. “Seguramente ella lo va a relatar en un libro que quiere escribir sobre esta transición en su vida, que debe de ser algo realmente interesante”, recalcó la presentadora Pati Chapoy.

Planea escribir un libro de su vida junto a Peña Nieto, de quien, según versiones, ya se separó(Foto: Instagram angelicariverahurtado)
Planea escribir un libro de su vida junto a Peña Nieto, de quien, según versiones, ya se separó(Foto: Instagram angelicariverahurtado)

Incluso les adelantó una anécdota que ejemplifica su vida alejada de la normalidad. Con antojo de tacos, pidió al equipo de seguridad del desaparecido Estado Mayor Presidencial para que la llevaran a una taquería a la que ella acostumbraba asistir cuando era actriz en las Lomas de Chapultepec, una exclusiva colonia de Ciudad de México. “La Gaviota” se llevó una sorpresa cuando llegó a la taquería y todos los meseros, cocineros y taqueros eran elementos de su equipo de seguridad.

Otra opción que ha contemplado Rivera, de acuerdo con Jenaro Villamil en un artículo publicado por la revista Proceso titulado “Adiós al glamour del poder”, es el vender su historia a la plataforma de streaming Netflix, para realizar una serie biográfica.

Del estrellato al escándalo

Todas las opciones implican regresar a la mirada pública como lo hizo desde finales de los años 80, cuando fue descubierta por Verónica Castro en la grabación de un videoclip como lo relató en su libro “Soy la dueña” la periodista Sanjuana Martínez. Rivera llegó a la locación, llamó la atención de la famosa actriz y ésta la invitó a ser parte del video de su éxito musical “Macumba”.

Angélica Rivera debutó en los medios gracias a Verónica Castro (Foto: YouTube Verovisión)
Angélica Rivera debutó en los medios gracias a Verónica Castro (Foto: YouTube Verovisión)

Rivera se casó con el hermano de Verónica Castro, José Alberto, productor de telenovelas de Televisa, con quien procreó a sus tres hijas, Sofía, Regina y Fernanda.

Para 2010 se casó con el entonces gobernador del Estado de México y en diciembre de 2012 se convirtió en la primera dama del país. Durante el sexenio fue protagonista del escándalo por poseer una casa blanca de más de USD 7 millones que compró bajo condiciones preferenciales a un contratista del gobierno, y que tuvo que cancelar ante las críticas que despertó.

Su imagen también fue foco de atención. Durante los seis años junto al mandatario mexicano se hizo acompañar por un maquillista que varias famosas comparten, Alfonso Waithsman. Se desató la polémica porque mientras hay millones de pobres en México, Rivera llevaba a Waithsman a bordo del avión presidencial a viajes de Estado, con tal de verse guapa.

Para el final del sexenio, Waithsman lamentó haber sido criticado por haber viajado con la comitiva de Peña Nieto, aunque nunca dejó de maquillar a Rivera. Reveló que la ex primera dama no tenía las cejas tatuadas y que su piel tenía “un ingrediente importantísimo que se llama genética. El cardio, el cuerpo, la piel, el pelo… Siempre ella cuidó los pequeños detalles de su imagen”, dijo a la cadena Univisión.

Constantes viajes sin su marido a Miami, donde tiene un condominio de lujo, y sus salidas con amigas, también le han valido una serie de titulares. La última vez se le vio en un exclusivo restaurante de París, donde su personal de seguridad golpeó a un periodista de la cadena Univisión que intentaba acercarse y tomar unas imágenes.
MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Angélica Rivera reveló a un programa de farándula que planea escribir un libro sobre sus años como primera dama de México

La prensa mexicana asegura que Enrique Peña Nieto y su esposa iniciaron los trámites de divorcio

De la extravagancia a la austeridad: las diferencias entre la primera dama Angélica Rivera y la “no primera dama” Beatriz Gutiérrez



Source link