Lidia Ávila del grupo OV7 perdió a su hija hace 10 años por complicaciones de salud (Foto: Instagram)
Lidia Ávila del grupo OV7 perdió a su hija hace 10 años por complicaciones de salud (Foto: Instagram)

Han pasado 10 años desde que la cantante Lidia Ávila enfrentó uno de los peores momentos de su vida, cuando su hija Sophia murió a los 6 meses de nacida por complicaciones de salud.

Pocas veces ha hablado al respecto, pero la integrante del grupo OV7 decidió abrir su corazón y recordar públicamente, a través de Instagram, a su hija, quien padecía de problemas intestinales congénitos.

“Hoy mi #tbt va dedicado a todas las mamis que tenemos un angelito en el cielo. Es la primera vez que comparto una foto con mi niña Sophia en el hospital”, escribió la cantante.

View this post on Instagram

Hoy mi #tbt va dedicado a todas las mamis que tenemos un angelito en el cielo 🙏🏼🙏🏼Es la primera vez que comparto una foto con mi niña Sophia en el hospital, aquí se refleja la realidad y lo que vivimos los 6 meses que la tuve conmigo, ella siempre en mis brazos y yo con esa bata azul pero con una sonrisa en la cara, aún sabiendo que cada día podría ser el último, aprendí tantas cosas que no acabaría nunca de ponerlas aquí, simplemente quiero hacer un pequeño homenaje a todas aquellas madres que me escriben y que han pasado por el dolor más grande que puede existir y que me dicen que soy inspiración para ellas, hoy se cumplen 10 años de que mi princesa se fué con Diosito, 10 años de ver la vida desde otro ángulo. Hoy, te recuerdo y te agradezco mi niña, todo lo que dejaste en mi, fueron 6 meses los que te tuve físicamente pero es una eternidad en mi mente y mi corazón #besoshastaelcielo #teamo

A post shared by Lidia Ávila (@lidiaavila) on Sep 26, 2019 at 9:32am PDT

“Aquí se refleja la realidad y lo que vivimos los 6 meses que la tuve conmigo, ella siempre en mis brazos y yo con esa bata azul pero con una sonrisa en la cara, aún sabiendo que cada día podría ser el último, aprendí tantas cosas que no acabaría nunca de ponerlas aquí”.

Lidia Ávila, quien inició su carrera como adolescente en el grupo La Onda Vaselina, compartió que con su publicación deseaba hacer “un pequeño homenaje a todas aquellas madres que me escriben y que han pasado por el dolor más grande que puede existir y que me dicen que soy inspiración para ellas”.

La cantante dijo que “hoy se cumplen 10 años de que mi princesa se fué con Diosito, 10 años de ver la vida desde otro ángulo. Hoy, te recuerdo y te agradezco mi niña, todo lo que dejaste en mi, fueron 6 meses los que te tuve físicamente pero es una eternidad en mi mente y mi corazón #besoshastaelcielo #teamo”.

Hace un par de meses, la cantante compartió, como pocas veces lo había hecho, un poco de su historia, de su dolor y de cómo cayó en una depresión que la llevó a pensar en quitarse la vida.

La muerte de un hijo no se supera, se sobrelleva, y uno aprende a vivir con ese dolor, ese dolor que se siente como si hubiera sido ayer.

“Caí en una depresión tan fuerte que si hubiera tenido una pistola la hubiera agarrado y darme un tiro, yo ya no quería vivir”, dijo ante los medios en una conferencia de Mothers Front.

Lidia se alejó un año de las cámaras, y cuando volvió, relató a Univisión que la tarde anterior a la muerte de su bebé la estaba bañando y de pronto se desvaneció en sus brazos. “No podía hacerla reaccionar y me asusté mucho. Vivía cerca del hospital y corrí como loca a llevarla a urgencias y solo pedía a Dios que salvara a mi hija”, relató la cantante.

Pero no había nada más por hacer. Tras la pérdida, además de la depresión, Lidia enfrentó su divorcio con el padre de su fallecida hija.

“Fue una lucha constante para seguir viviendo día con día, fue un duro golpe a mi vida que me hizo entender muchas cosas. Nunca imaginé vivir algo tan doloroso, es algo que ninguna madre debía vivir”.

Un par de años después, Lidia conoció a su actual esposo, el cirujano plástico Isaac de Hita, con quien se casó en julio de 2012 y con quien tuvo dos hijos: Erik y Lidia.

“A mis hijos les hablo de Sophie y ellos entienden que es su hermanita que está en el cielo. Hoy por hoy, soy feliz con todo lo que he vivido, lo bueno y lo malo”, dijo ante los medios hace unos meses.

Hace poco le ocurrió lo mismo al actor Ferdinando Valencia, quien tuvo mellizos, pero uno de ellos, Dante, enfrentó problemas de salud y finalmente murió. Otros famosas como Talina Fernández y Silvia Pinal han sufrido en carne propia la muerte de sus hijas, y coinciden con Lidia en que ese dolor nunca se supera, sino se aprende a vivir con él.



Source link