A partir de este 5 de noviembre, los ex presidentes mexicanos perdieron su pensión vitalicia. (Foto: Especial)
A partir de este 5 de noviembre, los ex presidentes mexicanos perdieron su pensión vitalicia. (Foto: Especial)

A partir de este lunes, los ex presidentes mexicanos dejarán de recibir la pensión vitalicia que beneficiaba a 5 ex mandatarios vivos: Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo, Carlos Salinas de Gortari y Luis Echeverría.

Con la publicación hoy del decreto que expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, el todavía presidente Enrique Peña Nieto, quien concluye su mandato el próximo primero de diciembre, será además el primero que no recibirá este beneficio.

El resto, en cambio, sí disfrutó de ese beneficio durante años, a partir de que cada uno concluyó su mandato.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, concretó así una de sus promesas de campaña al aprovechar que su partido, Morena, es mayoría en las cámaras de Senadores y Diputados y votó de inmediato esta disposición.

Hasta ahora, cada uno de los ex presidentes mexicanos recibían 205.000 pesos mensuales (10.250 dólares al tipo de cambio actual), que incluían bonos, aguinaldos, compensaciones, pago de servicios telefónicos, automovilísticos, domiciliarios, personal de ayundantía y salarios de escoltas.

Estas pensiones significaban para el país un gasto estimado de 44.4 millones de pesos al año (2,2 millones de dólares, aproximadamente), de acuerdo con Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva del Senado.

Con excepción de los ex presidentes Calderón (2006-2012) y Fox (2000-2006), ambos del conservador Partido Acción Nacional (PAN), ninguno otro de los ex mandatarios ha protestado por la cancelación de su pensión.

Pero los panistas sí pusieron reparos. Calderón argumentó que desde hace tiempo dona su pensión a la organización civil “Aquí Nadie se Rinde”, que la utilizó para curar a niños con cáncer. “Ahora no tendrán ese ingreso”, advirtió.

Fox, por su parte, ha criticado recurrentemente la medida en medios y redes sociales, al cuestionar la austeridad que impulsa López Obrador. Incluso, en agosto de 2017 aseguró que él sí necesitaba de su pensión.

Yo la pensión la necesito, de eso vivo, todo lo demás que tengo está metido en fundaciones, en tareas sociales y lo hago con mucho gusto”, dijo a medios.

Con el triunfo electoral de López Obrador y el inminente fin de las pensiones para los ex presidentes, Fox quiso tomarlo con humor y hasta publicó en sus redes sociales un “meme” donde aparece él con Calderón, Peña Nieto y Salinas brindando por la medida.

la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que entra en vigor a partir de este 5 de noviembre, también dispone que ningún funcionario público gane más que el presidente de México.

Esto implicará un recorte en las remuneraciones de secretarios de Estado y otros altos mandos de la administración púbica, dado que López Obrador ya dispuso que ganará menos que Peña Nieto.

A partir de que asuma la presidencia, el próximo primero de diciembre, su salario será de 108 mil pesos mensuales, que significa 40% de lo que recibe actualmente Peña Nieto, que es de 270 mil pesos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las pensiones a los ex presidentes en México tienen sus días contados

Por qué un ex presidente se burla de sí mismo después de la victoria de AMLO y cuál es la historia detrás de sus memes



Source link